Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia descarta la estación de Portela para el Parque Central

Adif trabaja sobre un nuevo complejo, de una sola planta y más barato

Figuración del interior de la estación diseñada por César Portela.
Figuración del interior de la estación diseñada por César Portela.

“Es un proyecto muy complejo, caro e innecesario para las necesidades ferroviarias de la ciudad”. El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, descartó este lunes con esta breve declaración la Estación Central diseñada en su día por César Portela para el Parque Central. “Hay que pensar seriamente si no hay otras prioridades antes de invertir 900 millones de euros para que el tren llegue 10 minutos antes a Castellón”, añadió el número dos del Gobierno local en referencia al canal de acceso, la estación definitiva del AVE y al túnel pasante, infraestructura esta última que el Consistorio pospone definitivamente.

Adif, sociedad pública de infraestructuras ferroviarias, estudia una estación soterrada de una sola planta —no las dos originales—, parecida a la que ya existe en Atocha, y con un cajón al fondo que sería la embocadura para el túnel pasante si algún día se hiciera. Del cubo que diseñó Portela para encima de la estación subterránea, Grau comentó que también está sujeto a revisión. Adif se ha planteado incluso que el edificio que se alza sobre la estación subterránea se construya cuando haya demanda.

“El abaratamiento del proyecto es sustancial [más de la mitad del coste original, manifestó sin ofrecer cifras concretas], reconoció el vicealcalde. Sobre la saturación del túnel de Serrería, Grau negó que vaya a quedarse pequeño [como denuncia desde hace tiempo el lobby empresarial Ferrmed] en poco tiempo. “Puede tener capacidad suficiente en 40 o 50 años”, aseguró Grau.

Esquema de la estación, con andenes en dos niveles subterráneos.
Esquema de la estación, con andenes en dos niveles subterráneos.

Grau y el concejal de Urbanismo, Alfonso Novo dieron el visto bueno en la Comisión de Urbanismo de ayer a someter a información pública la memoria definitiva para el desarrollo de la primera fase del Parque Central, que contarán con un presupuesto de 22 millones de euros.

La falta de presupuesto del Ministerio de Fomento —que se hace cargo del soterramiento de las vías con cargo a unas plusvalías hoy impensables por el parón inmobiliario—, la compleja reparcelación y la necesidad de iniciar cuanto antes el proyecto, han llevado al Consistorio a modificar sus planes originales y segmentar el proyecto en tres fases. La sociedad Valencia Parque Central comenzará la ejecución del proyecto diseñado por la paisajista norteamericana Kathryn Gustafson por la parte que da a los barrios de Russafa y Malilla porque los dueños del suelo son públicos y las parcelas no están afectadas por las vías del tren. Es decir, se puede ejecutar una porción del parque de forma inmediata.

Sólo faltaba refinanciar un préstamo de 133 millones de euros que tenía la sociedad y que expiró el 30 de diciembre pasado. Hace dos semanas se llegó a un acuerdo financiero que proporciona los 22 millones de euros que costará la primera fase del parque. Después de un año de negociaciones, las entidades financieras han accedido a refinanciar el préstamo pero a cambio de más garantías. Si antes se aportaban las plusvalías inmobiliarias derivadas de la construcción y venta de viviendas y oficinas previstas en el PAI, ahora además las administraciones públicas tienen que avalar el crédito. El Ayuntamiento de Valencia respaldará 45 millones de euros de la operación. El consejo de administración de la sociedad Valencia Parque Central se reúne este miércoles para dar inicio a la primera fase del parque.

El Gobierno local ha dividido en tres fases la ejecución del plan urbanístico

La oposición municipal se ha abstenido en la comisión. “Pretende dividir en tres fases la urbanización del sector, haciendo viable tan solo la más cercana a Russafa, dejando las otras dos sin posibilidad de ejecutarse ante la negativa de Fomento a cumplir con el convenio de 2003”, denunció el edil socialista Vicent Sarrià. Según el concejal, “la intención del Gobierno local es poder inaugurar alguna fase en periodo electoral”.

Amadeu Sanchis, portavoz de EU en el Ayuntamiento, calificó el cambio de “apaño” urbanístico. “Depender de la venta de unos terrenos para financiar este proyecto, no nos parece lo más serio”, agregó Sanchis. El concejal de Compromís Joan Ribó criticó la modificación del plan, que ve como “una excusa para postergar definitivamente el soterramiento de las vías”. Pese a las críticas de la oposición, Grau subrayó que el canal de acceso y la estación se harán pero ni ofreció calendario ni financiación.