Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sol Sánchez: “El acuerdo con Podemos está roto, queremos ser el pegamento de la izquierda”

La portavoz de IU niega que Errejón haya optado por Más Madrid para evitar que ella sea su número dos

Sol Sánchez, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Sol Sánchez, en una imagen de archivo.

"Es una mentira injusta, muy injusta. Eso no ha sido así en ningún momento". Sol Sánchez niega en conversación con EL PAÍS que el acuerdo de Podemos e IU para convertirla en número dos de su lista de confluencia haya sido uno de los factores que ha espoleado a Íñigo Errejón —el teórico número uno— a firmar una alianza con Manuela Carmena para extender al ámbito autonómico el proyecto de Más Madrid. El resultado, sin embargo, es el mismo: una crisis en la izquierda que deja en papel mojado el preacuerdo electoral entre los dos partidos. Ahora, IU tendrá que elegir entre integrarse en Más Madrid, fusionar su lista con las de Podemos y Equo —sin Errejón—, o presentase en solitario. "Todas las posibilidades están abiertas, pero queremos ser el pegamento de la izquierda", dice la portavoz autonómica del partido de Alberto Garzón.

—¿Con qué palabra definiría a Errejón?

—Jolín. Un actor en el tablero de la izquierda madrileña.

—¿Con qué palabra define que un candidato cambie de repente el proyecto que encabeza?

—Es todo muy confuso. En este momento, desconcierto.

—¿No es una traición?

—A mí, no. Esto está en el ámbito interno del conflicto de un partido que no es el mío.

Sánchez (Madrid, 1970) atiende al teléfono solo un día después de que el fundador de Podemos rompa en mil pedazos el proyecto de encabezar una lista conjunta formada por miembros de Podemos, IU y Equo. Al abogar por extender al ámbito autonómico el proyecto municipal de Más Madrid —con el que Manuela Carmena busca la reelección como alcaldesa de la capital— Errejón se juega su expulsión de la formación de Pablo Iglesias, que buscará su propio candidato, y obliga a todos los partidos de izquierdas a reposicionarse. Así IU queda enfrentada con el espejo de 2015: entonces se presentó en solitario, logró 132.000 votos, no consiguió representación, y el PP gobernó por la mínima con el apoyo de Ciudadanos.

¿Qué hará ahora el partido de Sol Sánchez, que había alcanzado un acuerdo con Podemos para copar el 25% de la lista conjunta, con seis representantes entre los 30 primeros?

"En este escenario, el preacuerdo que teníamos en vías de firmar con Podemos está roto", reconoce la portavoz autonómica de IU, que defiende su compatibilidad con Errejón recordando que han participado en no menos de tres actos conjuntos para lanzar propuestas de cambio en Madrid. "Queremos que haya una opción fuerte en la izquierda, y en eso estamos trabajando en una situación cambiante en la que todas las posibilidades están abiertas", añade, priorizando la firma de un nuevo acuerdo con Podemos, que está buscando a un candidato que reemplace a Errejón. "Eso nos apena", subraya. "Apostamos por las confluencias y por tener un programa que defender conjuntamente. Y el espacio de referencia vinculante para eso en IU es Hacer Madrid".

Diferencias programáticas

Ese foro programático al que acuden políticos, activistas o líderes vecinales tendrá su segunda reunión el próximo 27 de enero. El contenido final de sus trabajos, que por ahora tienen carácter preliminar y de borrador, estaba destinado a ser incorporado al programa que defendería Errejón como candidato de la confluencia de Podemos con IU y Equo. Entre las primeras ideas se estudia proponer que se garanticen los menús veganos en espacios públicos, la supresión de la Comunidad de Madrid "como la conocemos", o una profunda enmienda a la operación Chamartín, uno de los mayores desarrollos urbanísticos de toda Europa, que pretende relanzar a la capital en el siglo XXI y ha sido negociado por el equipo de Carmena.

¿Han sido esas posibles ofertas programáticas parte del problema con Errejón?

“Nadie nos ha dicho eso”, responde Sánchez. “Consideramos que Hacer Madrid es una pata fundamental de cualquier acuerdo. Una de las cosas que me dan más pena de lo que está sucediendo es que de lo último que se está hablando es de políticas”, lamenta. “En el preacuerdo nosotros le dábamos mucha más importancia a desatrancar los pactos en los municipios con primarias abiertas [que al número dos autonómico]”, remata, señalando ese aspecto como el gran punto de conflicto, frente a su posición en la lista regional, a la que no atribuye importancia en el conflicto.

Esas listas municipales, como el acuerdo autonómico, están ahora en el aire. Tras la decisión de Errejón, todo vuelve a estar por hacer en la izquierda.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información