Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘caganer’ de Puigdemont gana al de Torra

La empresa Alós-Pla, que fabrica estas figuras, asegura que las ventas sirven como un termómetro social

'Caganers' de Puigdemont y Torra en la feria de Santa Llúcia.
'Caganers' de Puigdemont y Torra en la feria de Santa Llúcia.

“El caganer de Carles Puigdemont es, sin duda, el más vendido en Cataluña y en el resto de España. El de Quim Torra es novedad este año y no acaba de arrancar”, dice Marc Alós, uno de los integrantes de la empresa familiar Alós-Pla (Caganer.com), que desde 1992 convierte a los personajes de actualidad en la figura más canalla de los pesebres catalanes.

En los mismos belenes donde aparece la representación del nacimiento del Cristianismo, en alguna esquina más o menos oculta, asoma un payés con las nalgas desnudas defecando en plena naturaleza. El año pasado la figura del mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, se situó entre las de las más vendidas.

Alós asegura que las ventas de caganers son un buen termómetro social: “Antes vendíamos muchas figuras de futbolistas del Barça, ahora vendemos a Messi y poco más. Casi todas las figuras que vendemos ahora son de políticos”. De hecho, agrega, las ventas también afinan como encuesta electoral: “Cuando Hillary Clinton se disputaba la presidencia de EE UU con Donald Trump nosotros habíamos vendido muchos más caganers de él que de ella. En las últimas elecciones catalanas, donde se preveía que ERC ganaría a Puigdemont, nuestras ventas dejaban a Junqueras en segundo lugar”.

La empresa de Alós tiene paradas en varios mercados de Navidad de Barcelona y muchos encargos online. “A nivel internacional el más vendido es el de Trump. En la Fira de Santa Llúcia de Barcelona, podemos saber qué turistas vienen por nuestras ventas. Hay momentos de repuntes y se vende más a la ministra británica Theresa May o al primer ministro japonés, Shinzo Abe. Coincide con el desfile de turistas de una u otra nacionalidad”, asegura.

El año pasado, Trapero, que había sido cesado semanas antes, fue líder de ventas. “Venían grupos de señoras, en plan fan, y compraban varias figuras de Trapero”, recuerda Alós. Este año, no obstante, lo más vendido es Puigdemont. “La evolución de los personajes afecta en las ventas del caganer. En septiembre de 2016 Puigdemont se enfrentaba a una cuestión de confianza y estuvimos pendientes de si la ganaba o no para hacer el personaje o dejarlo fuera. Ahora es el que más vendemos”, reflexiona.

Todos los líderes independentistas presos tienen su caganer. También el presidente del Parlament, Roger Torrent, pero de momento —al igual que el de Torra—, sus ventas no acaban de arrancar. El presidente Pedro Sánchez, Rajoy, Aznar y Pablo Iglesias, entre otros, también tienen su figurita. También hay caganers pidiendo la libertad de los políticos presos y otros con la bandera de España e incluso la de Corea del Norte.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información