Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento y la Comunidad chocan por una placa del 15-M

El Gobierno regional se remite a una ley de 2013 que estipula que cualquier intervención en un Bien de Interés Cultural (BIC) debe contar con la autorización pertinente

Manifestantes pasan la noche en la Puerta del Sol de Madrid el 21 de mayo de 2011.
Manifestantes pasan la noche en la Puerta del Sol de Madrid el 21 de mayo de 2011.

El Ayuntamiento de Madrid va a colocar una placa en conmemoración del movimiento social 15-M este martes en el número 10 de la Puerta del Sol, pese a que no tiene el permiso necesario. La Comunidad de Madrid señala que el Gobierno local incumple la ley porque la plaza es Bien de Interés Cultural (BIC) y cualquier intervención en ella requiere una autorización previa.

La colocación de la placa se mantiene para mañana a las siete de la tarde, aseguran fuentes municipales. "No hay autorización preceptiva, estamos siguiendo el mismo procedimiento que desde que se empezaron a colocar estas placas en 1992. La Comunidad nunca ha solicitado la aprobación previa de su colocación por la Comisión Local de Patrimonio Histórico (CLPH), ni se nos ha comunicado en ningún caso ningún cambio de criterio al respecto", afirman las mismas fuentes.

La Comunidad reconoce que "en general no hace falta autorización", pero insiste en que en este caso, al tratarse de una zona protegida como BIC, es necesaria. Recuerdan además que la protección de la Puerta del Sol es doble porque está dentro de la histórica Cerca de Felipe II. El artículo 19 de la ley 3/2013 del Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, al que se remiten, establece que la Consejería competente en patrimonio histórico "debe autorizar las intervenciones en los bienes muebles e inmuebles de Interés Cultural y en los entornos de protección delimitados de estos últimos. El plazo máximo para resolver será de dos meses, transcurridos los cuales sin haber sido notificada la resolución los interesados podrán entender desestimada la solicitud por silencio administrativo". Fuentes municipales ponen en duda el celo del Gobierno regional y recuerdan que en 2017 tampoco se pidió autorización para instalar una placa en la Casa de las Siete Chimeneas, en la plaza del Rey 1, clasificada como BIC desde 1995.

La Comisión Local de Patrimonio Histórico, a la que remite la Comunidad como responsable de otorgar las autorizaciones, se reúne cada viernes y podría tramitar el permiso necesario desde esta semana. El Ayuntamiento recuerda que la decisión de colocar la placa se aprobó en pleno del distrito con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, en 2015. "Esperando que no exista ningún motivo partidista que haga uso de las instituciones de todos para vetar lo aprobado en plenos municipales", seguirán adelante con la colocación de la placa, insisten.

La placa en recuerdo del 15-M ya fue el centro de un choque entre Ahora Madrid y PP cuando el Gobierno municipal hizo un primer intento de instalarla en 2016. En aquella ocasión la entonces presidenta, Cristina Cifuentes, se negó a la instalación con el argumento de que sería “una ofensa a las víctimas” del terrorismo del 11-M, que tienen una placa en la sede del Gobierno regional en Sol.

En abril de 2016 el Ayuntamiento sí pasó por la CLPH para pedir autorización para hacer una inscripción en homenaje al 15-M en las fuentes de la Puerta del Sol. La comisión dio el permiso para rotularlo "en el tambor por debajo de la cascada" de la fuente. El Ayuntamiento explica que finalmente desechó ese formato y prefirió la instalación de la placa "con el proceso normalizacido del Plan de Memoria" que se sigue para el emplazamiento de señales conmemorativas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información