Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Black Friday’ comienza en el verano

Logística predictiva y almacenes llenos meses antes buscan evitar que el viernes negro se convierta en una pesadilla

El centro logístico de Amazon en la Comunidad de Madrid.
El centro logístico de Amazon en la Comunidad de Madrid.

El Black Friday, la gran cita de las rebajas que inaugura la temporada navideña, se celebra cada penúltimo viernes de noviembre. Pero antes de esa fecha (este año el día 23), hay un mundo que se va gestando. Los 23 parques logísticos de la Comunidad de Madrid almacenan productos y los distribuidores calientan motores desde finales de agosto. Quieren adelantarse a los clientes y hacer frente a picos de entregas que superan en un 20% los de un día normal. Las empresas saben que, en la época de las redes sociales, un solo fallo puede hundirlo todo: "Es un trabajo de meses en el que estudiamos los gustos de los clientes y su geolocalización. Algunos se juegan la cuenta de resultados ese día", afirman los operadores.

El proceso de preparación comienza a finales de verano. Los distribuidores se reúnen con los vendedores para hablar de "previsiones y logística predictiva", explica Francisco Aranda, secretario de la patronal de empresas de logística (UNO). Recopilan datos y los elaboran a través del Big Data, un instrumento ya "esencial".

Trabajadores en el centro logístico de Amazon. ampliar foto
Trabajadores en el centro logístico de Amazon.

Seur, por ejemplo, sabe cuáles son los barrios de Madrid en los que más paquetes entrega. Son Las Tablas, Hortaleza, Atocha, El Viso y Salamanca. Zonas donde viven familias jóvenes y se ubican oficinas. A ellos se acercará para acelerar las entregas. Otros operadores esbozan más "tendencias consolidadas": que si llueve, las compras se dispararán, que los españoles adelantarán los regalos de Navidad, y que los repartidores se pondrán las pilas a partir de las 19 horas, cuando los clientes, a la salida del trabajo, darán el pistoletazo de salida a la carrera de las compras.

"El Black Friday ha obligado a las empresas de distribución a salir de su zona de confort y aumentar la inversión tecnológica", reconoce Leticia Martín, portavoz de Correos Express. Para Martín, "la preparación es la clave del éxito, y en eso es fundamental tener naves, nueva automatización, invertir en innovación y tecnología para apoyar la operativa", dice.

Con la llegada del Black Friday, la Comunidad se ha convertido en la zona cero de la distribución de toda España. El 75% de las empresas logísticas españolas desarrolla parte o toda su actividad en la región. Con 30.000 firmas activas, la demanda de suelo aumenta, llegando a los 913.000 metros cuadrados, donde Coslada destaca como el quinto municipio de Europa con más empresas de logística implantadas.

77.000 metros cuadrados

El centro logístico de Amazon es uno de los principales almacenes de la región. Se trata de un espacio donde el capitalismo muestra su músculo, con una superficie de 77.000 metros cuadrados —11 campos de fútbol— y más de 1.000 empleados. Aquí al viernes negro se le conoce como el "día cero". "A principio de noviembre el centro está a rebosar: hay electricidad en el ambiente, porque comienza la gran carrera", cuentan los encargados.

Este dinamismo se traduce en un incremento de la contratación, que arranca en septiembre. El empleo subirá un 20% con respecto a 2017, asegura Randstad. Y en cuanto a las ventas, la consultora GFK prevé una subida del 23% de compras en productos tecnológicos. Cifras positivas que, sin embargo, reflejan un estancamiento, mientras el sector textil lucha por su trozo de tarta.

El grupo que reúne Cortefiel y Springfield, por ejemplo, tiene sus almacenes llenos. "El Black Friday es ya el día con mayor pico de ventas de todo el año", comenta un portavoz. También El Corte Inglés considera que "es esencial identificar las tendencias y esos productos que se convertirán en los más demandados", buscando la "mejor oferta en precio".

Pero, ¿hasta qué punto se puede prever el comportamiento del consumidor? El margen de error siempre existe, reconocen los operadores. Aunque señalan que lo esencial es reducirlo al mínimo para evitar problemas de última hora en un día trascendental: "La rapidez y la calidad son esenciales. Aquí no hay segundas oportunidades", recuerda Aranda.

Un tejido empresarial de 30.000 firmas

Una empleada en el centro logístico de Amazon.
Una empleada en el centro logístico de Amazon.

El tejido empresarial logístico de la Comunidad de Madrid está integrado por alrededor de 30.000 empresas, lo que supone un 6% respecto al total de la región, según la patronal del sector. Muchas de ellas se ubican en Coslada, que es el quinto municipio de Europa con más empresas de logística implantadas.

Los parques logísticos presentes en la Comunidad son 23 y alcanzan una superficie total de 38 millones de metros cuadrados. Además, en estos últimos dos años ha crecido la ocupación logística y de suelo, con un incremento de la demanda del 126% respecto 2016.

El sector logístico genera en la Comunidad de Madrid más de 9.500 millones de euros al año. El sector está sufriendo una gran transformación, fruto del acceso a las nuevas tecnologías y el avance del comercio electrónico, que han internacionalizado el comercio.

Aporta empleo a más de 150.000 personas en la Comunidad de Madrid. El sector, experimentó un descenso en sus activos con la crisis, pero ha logrado recuperarse de forma muy rápida, siendo uno de los que más empleo está creando en este momento.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información