Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colau arranca el compromiso del Gobierno de aumentar un 37% la aportación al transporte público

La cifra sería una inyección brutal de fondos públicos a la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM)

Un tren de cercanías.
Un tren de cercanías. Renfe

El gobierno de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha logrado arrancar al presidente Pedro Sánchez el compromiso de aumentar un 37% la aportación del Estado al transporte público metropolitano. Según el preacuerdo de presupuestos alcanzado entre Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, la aportación anual del Gobierno pasaría de 109 millones este año a 150 millones en 2019. Para que se materialice, Colau llama desde hace días a PDeCAT y Esquerra a validar el acuerdo con sus votos en el Congreso.

La cifra sería una significativa inyección de fondos públicos a la  Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), después de años de continuada reducción de la aportación de fondos estatales, ante la impotencia del resto de administraciones. La falta de recursos se agravó por el alto endeudamiento que padecía, sobre todo, en el servicio de autobuses. Pese al aumento, todavía quedaría por debajo de la aportación de hace una década, cuando superaba los 150 millones al año (según el plan bianual de 2009-2010, los fondos estatales ascendían a 313 millones).

Está por ver si la inyección repercutirá en el precio de los billetes para los usuarios. La ATM está ajustando el presupuesto del próximo año, y analizando cómo se ejecuta la integración de los 18 municipios del Área Metropolitana que actualmente están en la zona 2 y pasarán a estar en la primera. La AMB aportará 17,1 millones de euros más para financiar parte de la rebaja tarifaria que comportará esa medida, que afectará a 390.000 personas.

La aportación al transporte público ha sido una prioridad para los comunes en las negociaciones con el presidente del Gobierno. Colau presumió el pasado jueves de los “acuerdos de mínimos planteados por Barcelona” para que se pudiera “dar luz verde” al pacto con Sánchez. La alcaldesa recordó que la aportación de fondos del Gobierno español al transporte del área de Barcelona ha ido menguando en los últimos y celebró que, si se aprueban los presupuestos, el aumento “será fundamental para luchar contra la contaminación, el derecho a la movilidad y para garantizar tarifas justas”. “Con el PP habíamos encontrado un muro y una vez hemos impulsado un cambio de Gobierno, hemos visto cambios concretos”, presumió Colau.

En 2017, el último ejercicio cerrado, la ATM tuvo un presupuesto de 1.320 millones de euros. De éstos, 719 millones proceden de las administraciones que integran la entidad del transporte: Generalitat (359 millones), Ayuntamiento (136 millones), Área Metropolitana (114 millones) y Estado (109 millones). El resto de los ingresos de la ATM provienen, sobre todo, de la venta de títulos de transporte.

Del acuerdo presupuestario entre Sánchez e Iglesias, Colau subrayó también el compromiso de reformar la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para poder alargar la duración de los contratos de alquiler y el aumento del presupuesto del gobierno para políticas de vivienda. Un aumento del 38% que pasaría, para ayuntamientos y comunidades de toda España de 450 millones a 630 millones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >