Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición arremete contra los partidos independentistas por degradar el Parlament

Los portavoces de los partidos dudan de la continuidad de la legislatura tras el “espectáculo” del pleno no celebrado

Diputados de Ciudadanos y PSC a la espera del inicio del pleno que finalmente se ha suspendido.
Diputados de Ciudadanos y PSC a la espera del inicio del pleno que finalmente se ha suspendido. EL PAÍS

Los portavoces de la oposición han permanecido este jueves en silencio esperando la celebración del Pleno del Debate sobre Política General y, una vez se ha confirmado su aplazamiento, han arremetido con acritud contra Junts per Catalunya y Esquerra acusándoles de "degradar" la institución y de ofrecer un espectáculo bochornoso. Inés Arrimadas, líder de la oposición, ha calificado una "vergüenza" y el "bochorno inmenso" que han provocado los "señores del procés" y ha instado a Pedro Sánchez a aceptar que no puede tener gobernar en manos del independentismo.

La fecha de la nueva sesión, en la que se debían de votar las propuestas de resolución, aún está en el aire aunque la fecha más probable es el próximo martes."¿Esto es normalidad Pedro Sánchez? ¿Qué más tiene que pasar? Se han cargado Cataluña. El procés es una gran mentira", ha afirmado la líder de la oposición que ha calificado esta semana "como negra" que empezó con el intento de asalto a la Cámara y que ha acabado con un Pleno aplazado. "El Gobierno de Sánchez no puede estar en sus manos". Los diputados de Ciudadanos han ocupado por la noche sus escaños a modo de protestas y paulatinamente se han sumado los del PSC y PP:

Eva Granados, portavoz socialista, ha lamentado que las fuerzas independentistas están "desprestigiando la institución" y ha recordado que llevan 10 meses de legislatura y aún no se han puesto a trabajar. "Tenemos la sensación de que el Govern y el independentismo ha colapsado y no sabemos que apoyos tiene Torra", ha afirmado señalando que el dictamen del pasado martes que se votó sobre la situación de los diputados suspendidos era "comedia y barata". "No tenía sentido porque los diputados ya ni cobraban ni votaban".

Los socialistas sostienen que el juez Pablo Llarena ofreció una salida aceptando la sustitución de los diputados afectados mediante la delegación de voto que Esquerra ha respetado pero no así Junts per Catalunya. "Lo que tendría que hacer Roger Torrent es solucionarlo y cuando empiece el Pleno que haya seguridad jurídica", ha afirmado en alusión a que los letrados han concluido que esos votos no son válidos. El PSC ha anunciado que si los cuatro votos de los diputados de Junts per Catalunya se contabilizan presentaran un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional porque la composición del Pleno estará alterada. "Puigdemont dijo que iba a montar un gran pollo en España y lo que tenemos es a dos grupos parlamentarios están jaleando es una gran granja de pollos", ha afirmado.

Los comunes también aprecian inseguridad jurídica en el acuerdo entre los independentistas y ha culpado directamente a la formación de Carles Puigdemont de boicotear el acuerdo. La diputada Jessica Albiach, presidenta del grupo de Catalunya en Comú-Podem, ha explicado que los comunes fueron "generosos" al votar en contra de la suspensión de los diputados pero que Junts per Catalunya lo ha tirado "todo por los aires". "¿De qué diálogo hablan si no son capaces de ponerse de acuerdo entre ellos? ERC y Junts per Catalunya tienen que decidir si quieren o no ir a elecciones".

Xavier García Albiol, líder del PP catalán, ha afirmado que lo sucedido en el Parlament es "una estafa democrática". "Han reventado las instituciones y la credibilidad del Parlament", ha dicho Albiol que se ha mostrado partidario de la convocatoria anticipada de elecciones como única salida para devolver la "dignidad" de la institución. En las antípodas, la CUP se ha mostrado más comprensiva aunque ha lamentado un "espectáculo" que comprende que la gente no alcance a comprender. "El problema de fondo es una cuestión de soberanía: no se puede ejercer con libertad una acción política concreta y cada vez que se intenta nos encontramos con los aparatos del Estado atacando esa soberanía", ha afirmado la diputada Maria Sirvent. La CUP ha decidido convocar a su militancia para analizar la situación generada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información