Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Líber: ventas, retos y miedos

La 36ª edición de la feria internacional del libro que el miércoles se inaugura en Barcelona reunirá a 10.000 profesionales

Una imagen del Líber de 2016, celebrado en Barcelona.
Una imagen del Líber de 2016, celebrado en Barcelona.

Los más vendidos son los libros de religión y académicos, y también los de infantil y juvenil y sociales. Tampoco hay demasiados novelistas ni poetas porque ahí los que predominan son importadores, distribuidores, libreros y compradores de derechos. Aparentemente, parece un encuentro extraño, poco popular, pero en cambio, Liber, la Feria Internacional del Libro, es vital para el sector editorial español porque casi un tercio de la facturación de la exportación de libros de librerías (unos 100 millones de euros) se gestiona en los apenas tres días que dura el salón profesional más importante en lengua castellana. Y eso lo saben los más de 10.000 visitantes profesionales que se prevé acudan a su 36ª edición, que tendrá lugar del 3 al 5 de octubre en el Recinto Gran Vía de Fira de Barcelona.

Buen termómetro de cómo está el sector, el ligero incremento hasta alcanzar los 3.000 metros cuadrados (un 7% más) y los 361 expositores de ocho países que acogerá Liber reflejan el propio estado del libro español, que facturó 2.319,3 millones de euros en 2017, apenas un 0,1% más que en 2016, cuarto año de crecimiento, si bien queda por recuperar un 25% de la facturación que se perdió durante la crisis.

En ese contexto, “Líber es muy importante para las editoriales pequeñas y medianas porque aquí es donde pueden contactar con exportadores, que s capital para su facturación”, ilustra Antonio Maria Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), organizadora de un Liber que alternativamente se celebra en Madrid y Barcelona. Por ello, la feria invita a 550 compradores y prescriptores (un 10% más que en la edición de 2017 en Madrid) de 62 países, donde resalta una delegación de bibliotecarios estadounidenses, con miras a aumentar la presencia de libros españoles en las más de 100.000 bibliotecas públicas de EEUU, donde ya hay 50 millones de hispanohablantes.

El esfuerzo compensa: en 2017, las exportaciones de libros (incluidos los de texto) ascendieron a 589 millones de euros, un 2,9% más que en 2016. España es el tercer país del mundo que más libros envía allende fronteras, tras Gran Bretaña y EEUU.

Junto a la vertiente comercial, Liber va potenciando el peso de sus jornadas profesionales. “El objetivo es convertirnos en la gran feria de contenidos en español”, apunta el presidente de Liber y de la FGEE, Daniel Fernández, en la línea en la que está incidiendo a nivel mundial el gran referente del sector, la Feria del Libro de Fráncfort.

Así, ente las 114 actividades previstas entre conferencias, foros y presentaciones (que movilizarán a 216 ponentes y servirán para “reflexionar sobre retos y miedos”, dice Ávila), sobresalen las destinadas a conectar a editores con representantes de otras industrias culturales, especialmente productores y desarrolladores de videojuegos.

Pero también del mundo del cine, como el acuerdo con el Festival de Sitges para explorar las adaptaciones en ese campo. Otra faceta con gran peso específico será la destinada a las tendencias digitales y los audiolibros.

Estos últimos alcanzaron ya el año pasado en España los 4.000 títulos (33% más que en 2016) y son, para el sector, un potencial imán para incorporar nuevos lectores en un país donde el 34% de la población admite leer muy poco o nada.

 

Que nadie quede fuera por tamaño

“La voluntad es que nadie del sector editorial quede fuera por cuestiones de tamaño o posibilidades económicas”, asegura el director de Liber, Josep Alcaraz. Esa es la razón de ser de Liber-Micro, espacio común destinado a los sellos más pequeños, una de las tres áreas de la feria, junto a la llamada zona digital y a la de autoedición.

Con más de una docena de escritores y representantes de un país que cuenta solo con 160 editoriales (España sobrepasa las 800), Cuba es la invitada a un Liber que está previsto inauguren el próximo martes el ministro de Cultura José Guirao, el embajador cubano en España, las alcaldesas de Barcelona y L'Hospitalet y, en principio, el presidente Quim Torra, si bien la Generalitat no ha confirmado aún.