Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Yo envié el anónimo sobre el maletín de Granados”

David Marjaliza reconoció el pasado julio que fue él quien puso a la Fiscalía sobre la pista del maletín con 922.000

Billetes de 500 y 100 euros hallados en el maletín de Francisco Granados encontrado en el altillo de casa de sus suegros. Las imágenes están documentadas en el informe de la Guardia Civil. Ampliar foto
Billetes de 500 y 100 euros hallados en el maletín de Francisco Granados encontrado en el altillo de casa de sus suegros. Las imágenes están documentadas en el informe de la Guardia Civil.

“El famoso anónimo que se mandó a la Fiscalía, lo mandé yo desde prisión”. David Marjaliza reconoció el pasado julio que fue él quien puso a la Fiscalía sobre la pista del maletín con 922.000 euros que apareció en la casa de los suegros de Francisco Granados en diciembre de 2015. El maletín estaba cerrado con “dos candados” y “oculto por varios libros en un altillo”, según consta en el informe. Los agentes registraron la casa de los suegros de Granados después de que la Fiscalía recibiera este anónimo. “Estaba en prisión, tenía miedo…”, explica Marjaliza las razones para no haber realizado esa revelación ante el juez.

Marjaliza supo del maletín la noche que compartió celda con Granados en la prisión Soto del Real. “Me dijo que estaba muy preocupado por una libreta que había cogido la Guardia Civil en la que estaban los ingresos que los empresarios hacían al PP. Estaba muy nervioso”, explica el constructor. Esa noche, Granados le reveló que tenía escondida una cantidad de dinero, que no especificó, con “alguien de su confianza”. Ese fue el mensaje que Marjaliza envió desde prisión “a través de un intermediario”, según fuentes cercanas a la defensa del constructor.

La Guardia Civil registró varios lugares de personas cercanas a Granados y encontró el maletín en la casa de sus suegros. Contenía 1.630 billetes de 500 euros; 233 billetes de 200 y 604 billetes de 100: 922.000 euros en total. En un primer momento, el suegro de Granados dijo que el maletín podría ser de algún “fontanero” o de “trabajadores de Ikea, que fueron a poner un armario”.

Posteriormente, Granados reconoció que le pertenecía: “El dinero del altillo es mío, pero no tengo más”. Marjaliza lo refuta: “Los 30 millones no me los van a pillar nunca, los tengo en dos fundaciones”, dice que le comentó Granados, “y ahí nos quedamos”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información