Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Vic rechazan por segunda vez incluir el 1-O en el nomenclátor

Residentes de la plaza de l'Estació votan en contra de cambiar el nombre del lugar, como ya decidieron los de la calle Virrey Avilés

La plaza de l'Estació de Vic.
La plaza de l'Estació de Vic.

El independentismo ha sufrido un sorprendente revés en Vic. La mayoría nacionalista en la capital de Osona es aplastante: ni PSC, ni Ciudadanos ni PP tienen representación en el consistorio y en las últimas elecciones autonómicas, un 74% de los votantes dio su apoyo a listas independentistas. Pese a ello, los vecinos de la plaza de l’Estació han votado en contra de cambiar el nombre del lugar por el de plaza del Uno de Octubre de 2017. El homenaje a la consulta ilegal del 1-O ya sufrió el pasado julio en este municipio otro varapalo cuando los vecinos de la calle Virrey Avilés rechazaron una modificación del nombre para conmemorar el 1-O.

La votación finalizó el 9 de septiembre tras más de dos semanas de proceso abierto a los vecinos y propietarios de establecimientos comerciales de la plaza. La iniciativa del Ayuntamiento había sido previamente acordada en una comisión de coordinación que forman los partidos independentistas junto a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. Los ciudadanos convocados podían votar en la oficina de Turismo de la sede consistorial, en el mismo edificio desde el que la megafonía del Ayuntamiento emite cada día una arenga patriótica que está siendo investigada por la fiscalía a raíz de la denuncia de un vecino. El mensaje recuerda que Cataluña se encuentra en un momento “de emergencia nacional” y pide a la población que “no se desvíe del objetivo de la independencia”.

Un 75% de los votantes rechazaron el cambio en el nomenclátor de la plaza de l’Estació; votaron el 37% de los vecinos de la plaza. En la encuesta de la calle Virrey Avilés votaron un 35% de los vecinos, de los cuales, un 87% pidió que no se cambiara el nombre de la vía. La CUP-Capgirem Vic criticó por entonces que una incorrecta información por parte del gobierno municipal —controlado por el PDeCAT— había sido la razón del rechazo ciudadano. La CUP asegura que el consistorio dio una cifra demasiado elevada del coste económico que supondría para vecinos y comercios la modificación del nombre. La CUP considera que este mismo miedo es el que ha hecho que también fracase la iniciativa en la plaza de l’Estació. La carta con la documentación para participar en la encuesta incluía una lista de las modificaciones administrativas que comportaría el nuevo nomenclátor para el ciudadano, lo que partidarios de aceptar el 1-O en el callejero de Vic han lamentado en las redes sociales que fue en contra de sus opciones. EL PAÍS ha contactado con seis comercios y residentes de la plaza de l’Estació, y todos han rechazado comentar las razones de la oposición al cambio.

El gobierno municipal tiene previsto presentar una alternativa en el pleno que se celebrará este lunes, que pasaría en primer término por rebautizar la plaza frente al histórico Edifici del Sucre, antigua fábrica donde está la sede del Consejo Comarcal. La CUP considera que el lugar no tiene suficiente enjundia, y que el enclave elegido debe tener “una incidencia elevada en la ciudad, a la altura de los hechos que conmemora”. Este espacio, según la CUP, debería ser la futura biblioteca de Vic. Multitud de municipios catalanes ya han inaugurado calles y plazas dedicadas al 1-O, destacando casos como los de Girona, Manresa, Tortosa, Sant Cugat, Cervera o Sant Quirze del Vallès, entre otros.

Sant Cugat rebautiza la plaza del Rei

La plaza del Rei de Sant Cugat del Vallès se denomina, a partir de hoy, la plaza de l’U d’Octubre de 2017. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la alcaldesa de la localidad, Carmela Fortuny, descubrirán hoy domingo la placa oficial y será el punto final de un acto organizado por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asamblea de Trabajadores para la Defensa de las Instituciones Catalanas (ADIC) de Sant Cugat, llamado la marcha por la República. La comitiva pretende rendir homenaje y recordar los 11 meses de prisión preventiva del Jordi Cuixart y Jordi Sànchez.