Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plaza Mayor de Madrid emulará su pasado verde

El Ayuntamiento instalará en el entorno en septiembre cien árboles y mil plantas de forma permanente

Aspecto de la plaza Mayor en el siglo XIX, cuando albergaba árboles y plantas.
Aspecto de la plaza Mayor en el siglo XIX, cuando albergaba árboles y plantas.

A mediados del siglo XIX se decidió que la plaza Mayor albergara un fastuoso jardín como manera de alejar de ella la fiesta de los toros —que hasta entonces se celebraban allí— y darle un aspecto más afrancesado. Pero en 1920 se apostó por devolverla a su estado anterior y, aunque sufrió más reformas, nunca recuperó las plantas. Ahora, el Ayuntamiento ha decidido instalar un millar de plantas con flor y un centenar de coníferas (árboles de unos dos metros) para emular aquel pasado verde. La instalación, que será permanente, llegará a finales de septiembre. “Creemos que esta actuación va a contribuir a hacer más amable la plaza”, explica Marisol Mena, directora general de Patrimonio y Paisaje Urbano.

“No podemos ajardinar el espacio exactamente igual que en el siglo XIX, porque ahora hay un aparcamiento público subterráneo debajo [se instaló en los años sesenta] que impide que se puedan plantar árboles más grandes”, dice Mena. “Pero, basándonos en el espíritu de aquella época, vamos a incorporar plantas y vegetación para facilitar que la plaza tenga una visión más agradable para el ciudadano”, añade la directora de Paisaje Urbano.

Uno de los maceteros en los que se plantarán coníferas.
Uno de los maceteros en los que se plantarán coníferas.

El proyecto municipal, realizado en colaboración con el gremio de restauradores de la plaza Mayor y el Madrid de los Austrias, incluye renovar y unificar todo el mobiliario urbano de las terrazas de bares y restaurantes que se ubican allí. “Hemos trabajado conjuntamente con los hosteleros para que el nuevo mobiliario incorpore plantas y jardineras”, señala una portavoz municipal. Así, habrá nuevos separadores para acotar el espacio de los restauradores, y en todos ellos habrá plantas viváceas con flores (aproximadamente un millar en toda la plaza), además de nuevas jardineras.

A la vez, se incorporarán un centenar de macetas independientes, ubicadas en su mayoría a lo largo de los pilares de la plaza, en los cuales se van a plantar coníferas, un tipo de árbol que puede alcanzar los dos metros de altura y similares a los árboles de Navidad.

La iniciativa incluye también que las terrazas compartirán el mismo diseño de sillas y mesas para unificar el aspecto de la zona de restauración. En total, se instalarán 2.000 sillas y 700 mesas, compradas a la empresa italiana Pedrali, una de las principales proveedoras de mobiliario a las principales plazas europeas. Los nuevos separadores contarán con el mismo diseño que las mesas y sillas que acotarán las terrazas.

Uno de los nuevos maceteros que se instalarán.
Uno de los nuevos maceteros que se instalarán.

El gremio de hosteleros se hará cargo de esta partida de mobiliario, con un coste de 400.000 euros, mientras que el Ayuntamiento se encargará de comprar las 1.000 plantas con flor y el centenar de coníferas, cuyo coste de desconoce. Dichas plantas se cambiarán dos veces al año, en verano y en invierno.

Además de estas novedades, el Consistorio adelanta que habrá una nueva iluminación ornamental permanente, que se complementará con otra iluminación específica para las terrazas, en este caso a cargo del gremio de hosteleros. Según José Antonio Aparicio, presidente del gremio de restauradores de la plaza Mayor y el Madrid de los Austrias, con ambas medidas “se dará una imagen espectacular de la plaza”.

El proyecto se enmarca en el IV centenario de este entorno histórico, en el que, desde 2017, se han realizado conciertos y actuaciones que han llevado a cientos de miles de personas a disfrutar de la cultura. Además, aprovechando la efeméride, se han realizado varias instalaciones artísticas, entre ellas la colocación de una escultura flotante sobre la estatua ecuestre de Felipe III y el montaje de un círculo de césped de 3.500 metros cuadrados sobre los adoquines. A diferencia de aquellas intervenciones, la nueva imagen de la plaza Mayor —que se estrenará la última semana de septiembre— será permanente.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información