Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 17,6% de las mujeres sufrieron violencia machista en 2016

Solo una de cada cuatro víctimas que identifican los hechos sufridos como delictivos, terminan denunciándolo, según una encuesta de la Generalitat

Manifestación estudiantil contra la sentencia del caso de La Manada en Barcelona.
Manifestación estudiantil contra la sentencia del caso de La Manada en Barcelona.

La sensibilización y la identificación de la violencia machista crece entre las víctimas, pero aún queda camino por recorrer para romper la espiral de silencio. Así lo constata la última Encuesta de Violencia Machista de Cataluña, que señala que las denuncias han crecido ocho puntos porcentuales con respecto a 2010, pero las mujeres que dan ese paso aún son las que menos: el 17,6% de las mujeres han sufrido violencia machista en 2016, pero solo el 21% de las víctimas considera que los hechos sufridos son delictivos. De estas, apenas termina denunciándolo una de cada cuatro.

El estudio, realizado por la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fundación La Caixa, desgrana los datos recogidos según la periodicidad y tipología de los hechos —desde insultos o comentarios sexistas hasta agresiones sexuales—. Más del 64% de las mujeres han sufrido alguna de estas situaciones durante su vida (una de cada cuatro, hechos considerados “muy graves” en el estudio).

Las cifras de la encuesta catalana son más altas que las registrada en la macroencuesta estatal de Violencia de la mujer realizada en 2015, donde se desglosa por tipo de violencia el porcentaje de víctimas. Así, mientras en el cómputo global del estudio catalán se incluye, no solo violencia sexual y física, sino también comentarios, gestos sexuales o exhibicionismo, la investigación de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, apunta a que un12,5% sufrió a lo largo de la vida violencia física o sexual y el 25,4% de tipo psicológica de control.

La Generalitat ha detectado también que, con respecto a la encuesta catalana de 2010, crecen los casos reportados de intento de violación (del 0,1% al 0,6%) y agresiones físicas violentas (del 0,5% al 0,9% en 2016), aunque no implica necesariamente que haya aumentado la incidencia. “Se identifican mucho más las agresiones dentro y fuera de la pareja. Esto es un avance”, valoró Montse Aguilera, una de las técnicas del Departamento de Interior que ha coordinado la Encuesta.

Con todo, un 80% de las mujeres que son víctimas de violencia machista no consideran que los hechos sufridos sean constitutivos de un delito. “Hay una cifra negra en las denuncias, pero vamos avanzando”, señaló Aguilera. La mitad de las mujeres que no denuncian es porque “no lo identifica o lo minimiza”, y el 14% alega un sentimiento de culpa o vergüenza. Las motivaciones coinciden con las reportadas en la macroencuesta estatal, donde el 44% de las que no denunciaron no veían los hechos “suficientemente graves”. El miedo y el “temor a represalias” también se coló entre los motivos alegados.

Dentro del ámbito de la pareja, el 12,4% de las mujeres han sufrido algún tipo de violencia machista durante la relación, generalmente maltrato psicológico.

Fuera del entorno de la pareja, la mitad de las mujeres han sufrido algún hecho de violencia machista a lo largo de su vida. En el 70% de los casos, los autores de la agresión son personas desconocidas y, en la mayoría de ocasiones, los hechos se producen en entornos públicos, desde lugares de ocio al transporte público. Los autores de la encuesta alertan de que estas situaciones pueden generar consecuencias psicológicas para las víctimas.

Más información