Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento pretende expropiar la casa del poeta Vicente Aleixandre

La adquisición y rehabilitación de la vivienda supondrá una inversión de tres millones de euros

Vicente Aleixandre.
Vicente Aleixandre. EL PAÍS

El Ayuntamiento de Madrid quiere que Velintonia, la antigua casa del poeta y premio Nobel Vicente Aleixandre, pase a manos municipales. El Consistorio está dispuesto a desembolsar tres millones de euros, que corresponden en su opinión al valor del inmueble. Pero asume que, de no llegar a un acuerdo económico con los herederos del poeta, expropiará la casa. La Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre recuerda que sus dueños piden 4,7 millones y considera "autoritario" la manera de actuar del Consistorio. El PSOE exige más diálogo.

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo (Podemos), esbozó este miércoles la idea de convertir la casa de Aleixandre en un "centro de interpretación de la poesía". Añadió que los técnicos de su área trabajan en el cambio de uso del inmueble —de residencial a dotacional— y que en un plazo de un año se decidirá si proceder a una expropiación.

La edificabilidad de la casa, que se encuentra en el barrio de Vallehermoso, alcanza los 900 metros cuadrados construibles (aunque ahora ocupa 630), y según los técnicos municipales su valor ronda los tres millones. Calvo concretó esta cifra, dejando entender que, de no llegar a un acuerdo económico con los actuales propietarios (los herederos del poeta), la vía que el Consistorio plantea es la expropiación.

"Para adquirir el inmueble evidentemente iniciaríamos un proceso de expropiación similar al que comenzamos en Peironcely [la vivienda que fotografíó Robert Capa durante la Guerra Civil] o alcanzar une acuerdo. Si no, tenemos el instrumento de la expropiación", dijo el edil.

Un anuncio polémico, que despertó el rechazo de la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, una entidad que trabaja desde años para que la antigua residencia del poeta recobre vida y se convierta en una "casa de la poesía". Alejandro Sanz, portavoz de la asociación, señaló en conversación con EL PAÍS su negativa tanto por las formas como por el fondo de la propuesta del Ayuntamiento de Madrid.

"La expropiación es una propuesta delirante, de una irresponsabilidad más propia de regímenes autoritarios que de países democráticos", acusó Sanz. En primer lugar, dijo, porque el Ayuntamiento de Madrid "ha evitado el diálogo con los herederos y la asociación". "Pedimos varias veces reunirnos, y todavía no ha sido posible. Nos han ninguneado", lanzó el portavoz.

Además, Sanz consideró equivocada la idea de crear un "centro de interpretación de la poesía", tal y como adelantó el edil. "La casa de Vicente Aleixandre tiene que ser la casa de la poesía, no puede ni debe ser otra cosa", mantuvo Sanz, recordando que por la antigua residencia de Aleixandre pasaron poetas como Federico García Lorca, y que la rehabilitación tiene que apuntar a un lugar donde organizar conferencias y lecturas, abierta a los poetas y literatos de todo el mundo.

Para ello, según la asociación, el Ayuntamiento tiene que hablar con los herederos, pero también buscar un punto de encuentro con todas las administraciones, tanto regionales como estatales.

La concejal socialista Mar Espinar, quien respalda la opción de crear "una casa de la poesía", alertó a Ahora Madrid, coalición que aupó a Manuela Carmena a la alcaldía en 2015, que este proyecto cultural representa una "prioridad" para el PSOE. Espinar también lamentó que el Ayuntamiento aún no haya contactado con la Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre, que lleva 20 años peleando por conservar y rescatar Velintonia.

Hace un año, antes de llevar el asunto al pleno municipal, Espinar señaló la importancia de recuperar la casa: "Es un lugar artístico y cultural donde los poetas deberían tener capacidad para encontrarse, reflexionar, crear", dijo, y recordó que lo esencial, al margen de la rehabilitación, es darle contenido a la edificación, ya que así "sería conocida y un referente nacional".

Vicente Aleixandre llegó a Wellingtonia 3 con su familia en mayo de 1927. En esta casa de dos plantas y un pequeño jardín residió toda su vida, salvo algunos años durante Guerra Civil porque el edificio fue bombardeado. Ahí escribió gran parte de su obra, por la que recibió el Premio Nacional de Literatura y el Nobel de Literatura.

El poeta castellanizó el nombre de la calle de Wellingtonia hasta convertirlo en Velintonia, término que popularizó entre los escritores de la época y que representa este lugar de encuentro de las diferentes generaciones literarias del siglo XX. Entre sus paredes durmieron y escribieron autores como Luis Cernuda, Gerardo Diego, Jorge Guillén, José Hierro, Pablo Neruda, Rafael Alberti y Jaime Gil de Biedma.

"Rechazamos la politización del espacio"

La Asociación de Amigos de Vicente Aleixandre promueve desde hace 23 años que en la casa donde vivió el poeta se abra un "espacio vivo y un lugar de referencia en España para la poesía". Sobre todo, este colectivo remarcó este miércoles que "siempre hemos evitado y rechazamos la ideologización y politización de Velintonia".

"Queremos que sea un espacio abierto, porque ahí pasaron varias generaciones de poetas", mantuvo un portavoz de la entidad, quien acusó a los concejales de Ahora Madrid de "desconocer la casa y su historia". Y añadió: "En toda Europa, las casas de la poesía contemplan espacios para conferencias y centros de documentación y de conciertos. No queremos que en Madrid se convierta en un museo o un espacio para nostálgicos"

.