Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez deja en libertad al conductor ebrio y drogado que atropelló mortalmente a un ciclista en Villena

Le retira, cautelarmente, el carné tras imputarle tres delitos; homicidio por imprudencia, omisión del deber de socorro y contra la seguridad vial

Agentes de la Guardia Civil y de Emergencias en la N-332, entre las localidades de Oliva y Denia, donde una conductora arrolló el pasado año a un grupo de ciclistas. Ampliar foto
Agentes de la Guardia Civil y de Emergencias en la N-332, entre las localidades de Oliva y Denia, donde una conductora arrolló el pasado año a un grupo de ciclistas.

El juez de guardia de Villena (Alicante) ha decretado la libertad provisional de un conductor ebrio y drogado que mató a un ciclista aficionado e hirió a su hijo de ocho años el pasado domingo, tras arrollarlos en una carretera comarcal.

El conductor, que se dio a la fuga y fue detenido horas después por la Guardia Civil, compareció ayer ante el magistrado, que le ha acusado inicialmente de un delito de homicidio por imprudencia, otro contra la seguridad vial y un tercero de omisión del deber de socorro. Tras su declaración, la Fiscalía no pidió su ingreso en prisión, pero sí la retirada cautelar del permiso de conducir vehículos de motor, una medida que ha decretado ahora el instructor.

El accidente mortal se produjo sobre las diez de la noche del domingo, en el kilómetro 3 de la carretera CV-799, que une Villena con la vecina localidad de Biar. La víctima, un hombre de unos 40 años, y su hijo estaban circulando en bicicleta por el interior del arcén derecho cuando fueron embestidos por un coche.

El principal impacto se lo llevó el padre, que pedaleaba unos metros por detrás de su hijo y que falleció prácticamente en el acto, según pudo confirmar el médico del SAMU que le atendió poco después sobre el asfalto. El pequeño, en cambio, sufrió solo heridas de carácter leve y no fue necesario trasladarlo a ningún centro sanitario.

Por su parte, el conductor del turismo, un individuo de 32 años, se dio a la fuga tras provocar el accidente. La Guardia Civil lo localizó unas tres horas más tarde en Villena, le obligó a someterse a los correspondientes prueba de consumo de alcohol y drogas y ambos dieron positivo, por lo que quedó detenido como sospechoso de un homicidio por imprudencia, un delito contra la seguridad vial y omisión del deber de socorro, según fuentes del Instituto Armado.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Villena está ahora a la espera de recibir el atestado de la Guardia Civil sobre la reconstrucción del accidente para determinar la influencia que pudo tener en el mismo “elementos como la velocidad, la visibilidad de la vía o de los tóxicos que podría haber consumido el conductor”, según el TSJCV.

Ese informe también deberá reflejar los elementos de autoprotección que llevaban en el momento del atropello el fallecido y su hijo, como cascos o distintivos reflectantes, según las mismas fuentes.

Más información