Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Torra: “El 90% de la reunión se centró en la autodeterminación”

Puigdemont apoya al presidente catalán en la "solución política" al proceso soberanista ante las críticas de la CUP

Quim Torra y Pedro Sánchez en la Moncloa.

El presidente catalán Quim Torra es consciente que la imagen de diálogo distendido con el presidente Pedro Sánchez, durante su reunión en Moncloa ayer lunes, duele a los ojos muchos independentistas convencidos. De ahí que esta mañana, en una entrevista a Catalunya Ràdio, intentara declinar su mensaje de cara a los más convencidos. Ha explicitado que "no renunciará a nada" para lograr la independencia de Cataluña. "Le expliqué a Sánchez que tengo 55 años, que mis hijos son muy mayores y que no tengo nada que perder", ha asegurado en la radio pública catalana. "El 90% de la reunión hablamos de autodeterminación. Este es el tema y no me puedo entretener con otros", ha remachado.

"Si desde el primer día en mi discurso de investidura reclamábamos diálogo, cuando por fin tengo la oportunidad, no me podía negar", ha asegurado Torra, respondiendo así a las críticas que le han llegado por parte de la CUP y los autoproclamados Comités en Defensa de la República, CDR. Los anticapitalistas acusaron ayer al president de "cortar por arriba lo que la gente va a abrir por debajo el 1 de octubre". Torra ha asegurado que le "ha dolido mucho a nivel personal" las críticas de la CUP y ha insistido en que defendió en su reunión en La Moncloa tanto el referéndum de independencia como la declaración de la república, ambas anuladas por el Tribunal Constitucional.

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha defendido hoy, ante las críticas de la CUP, que el actual presidente, Quim Torra, haya explorado una "solución política". "Llevamos años diciendo que la solución sólo puede ser política, y ahora ya lo dicen en Moncloa. Siempre hemos dicho que dialogaríamos con todo el mundo, sin condiciones", ha sostenido el expresidente catalán en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

"El eje central de la legislatura, en la línea de implementar la declaración de independencia del 27-S, será dotarnos de una constitución catalana", ha asegurado Torra para intentar reafirmar su compromiso con el independentismo. Tanto así que recordó su situación personal y que "no tiene nada que perder" aunque optara por vías unilaterales. Algo que nadie pone en duda pero que choca con el mensaje de distensión mostrado ayer en la reunión de los líderes de ambos Ejecutivos y en la que, por ejemplo, se activaron las comisiones bilaterales entre Gobierno y Generalitat. Torra incluso ha explicado que este jueves se reunirán los vicepresidentes de ambos Ejecutivos en Madrid.

Para ahondar en la idea del compromiso con la república, Torra ha adelantado que a principios de septiembre celebrará una "conferencia política" para explicar cuáles son los pasos siguientes del independentismo. Y ha insistido en las líneas rojas: "Ninguna solución es posible si no pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación" y "el derecho de autodeterminación se lo ganó la gente" en la celebración del 1 de octubre.

El president también ha insistido en que "en ningún tipo de negociación" sobre la situación de los líderes independentistas en prisión preventiva, si bien ha aceptado que hay "entes" que pueden tener cierta "incidencia" en su situación, entre los que ha citado la Abogacía del Estado o el ministerio del Interior.

Torra ha ironizado respecto a la posibilidad de que el Rey asista a los actos de conmemoración del primer aniversario de los atentados yihadistas en Barcelona y Cambrils (Tarragona). El líder catalán ha diferenciado el trato que tiene con el Gobierno, que son cargos electos, y con Felipe VI y ha recordado las encuestas que dejan a la monarquía como la institución menos valorada por los catalanes. Si bien la Generalitat ha declinado invitar al Rey a sus eventos, no tiene problema en asistir en alguno donde puedan coincidir, como propone la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. "Pensaba que los Comunes eran republicanos", ha dicho. Colau ha respondido a Torra esta misma mañana en las redes sociales: "El protagonismo será solo de las víctimas y sus familiares, no habrá parlamento político tal y como los afectados han pedido. Y así será. No permitiremos ninguna politización del acto venga de donde venga". 

Más información