Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quim Torra abandona un acto en Washington en protesta por las palabras del embajador español

Acompañantes del presidente catalán abuchean y gritan a Morenés por negar la existencia de presos políticos en Cataluña ante la atonía del resto de asistentes

Torra, este miércoles, durante el evento sobre el festival cultural. En vídeo, declaraciones del presidente de la Generalitat a la agencia ACN tras abandonar el evento.

Un acto privado en la víspera de la inauguración de un festival cultural en Washington se convirtió anoche en un tenso escenario del conflicto independentista catalán. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y buena parte de la delegación catalana decidieron abandonar el evento en protesta por el discurso que estaba pronunciando el embajador español en Estados Unidos, Pedro Morenés. Las opiniones antagónicas de Torra y el exministro de Mariano Rajoy sobre la situación en Cataluña se visualizaron con crudeza en el acto. Y amenazan con repetirse hoy, jueves, cuando ambos tienen previsto asistir a la apertura oficial del Folklife Festival, organizado por la Smithsonian Institution y en el que la cultura catalana es una de las invitadas.

El evento fue cerrado a la prensa por decisión de los organizadores y se celebró en el Museo Nacional de Historia Afroamericana, en la explanada del National Mall, a poca distancia del festival. Torra habló antes que Morenés. En su discurso, en inglés, el presidente catalán repitió algunos de sus mensajes habituales sobre la situación política en Cataluña tras el referéndum ilegal del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia del pasado octubre, según contó a EL PAÍS uno de los asistentes. Habló de “presos políticos”, en referencia a los líderes del procés en prisión preventiva bajo una acusación de rebelión y malversación. También utilizó los términos “represión” y “exilio” para describir la causa judicial y la fuga al extranjero de algunos de los imputados, como el expresidente Carles Puigdemont.

Tras esas palabras, una cincuentena de integrantes de la delegación catalana, que incluye las organizaciones culturales participantes en el festival, aplaudieron a Torra y decidieron ponerse a cantar Els Segadors, el himno de Cataluña. Cuando Torra bajó del escenario y volvió a la mesa en la que estaba sentado, cantó de nuevo el himno junto a la consejera de Cultura, Laura Borràs. Hubo gritos de “Viva Cataluña”, a los que el presidente contestó diciendo “libre”, según revela un vídeo.

En vídeo, declaraciones de Rufián (ERC) y Hernando (PP).

Finalizados los cánticos, subió al escenario el embajador español. Hablando también en inglés, Morenés acusó a Torra de mentir porque, afirmó, “en España no hay presos políticos” y explicó cómo varios indicadores internacionales destacan la salud de la democracia española, según el relato de uno de los asistentes. El exministro de Defensa -nombrado embajador por el anterior Gobierno de Rajoy- también sostuvo que los catalanes contrarios a la secesión viven una situación de asedio en Cataluña.

Fue en ese momento, según el testimonio de uno de los presentes, cuando Torra decidió levantarse de su mesa y empezar a andar solo hacia el exterior de la sala, que daba salida a la calle. Entre 80 y 100 personas de la comitiva catalana le siguieron al exterior mientras Morenés seguía hablando entre gritos de "libertad" y abucheos de algunos de los asistentes catalanes bajo un clima de tensión y atonía entre el resto de congregados en la sala del museo. En el exterior, el grupo de catalanes, incluidos Torra y Borràs, gritaron “libertad presos políticos”.

Ni la Generalitat ni la Embajada facilitaron los respectivos discursos de Torra y Morenés. “El embajador no ha insultado a Cataluña ni a los catalanes”, dijeron fuentes de la legación diplomática española, que lamentaron que la prensa no pudiera acceder al evento. Las mismas fuentes explicaron que Morenés tiene previsto asistir a la inauguración del festival este jueves. En el exterior del museo, Torra dijo a los congregados que él también iba a hacerlo porque quiere que el “festival sea un éxito” y justificó su abrupta marcha en el hecho de que “no podía tolerar” lo que escuchó del embajador.

Frente al museo, Torra hizo unas declaraciones a la Agencia Catalana de Noticias en las que pidió la dimisión de Morenés y que el Gobierno de Pedro Sánchez proteste por lo sucedido. “Pregunto si el partido socialista, el presidente español y el ministro de Asuntos Exteriores comparten este discurso”, dijo. Acusó al embajador de llamarlo “mentiroso” y de “falsear la historia de lo que está pasando en Cataluña”. “El grado de insulto al que hemos llegado hoy no lo podemos aceptar”, añadió.

Más información