Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ada Colau pide a Torra un referéndum pactado

La alcaldesa de Barcelona cree que hay que renunciar explícitamente a la unilateralidad y buscar grandes consensos en Cataluña

Ada Colau, con Iñaki Gabilondo.
Ada Colau, con Iñaki Gabilondo.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este miércoles al Govern de Quim Torra renunciar explícitamente a la unilateralidad y a posiciones de máximos y buscar grandes consensos en Cataluña, que cree que pasan por un referéndum pactado, algo que Torra propondrá al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, en su reunión del 9 de julio.

En una conversación con el periodista Iñaki Gabilondo organizada por Ràdio Barcelona de la Cadena Ser, Colau ha apostado por crear una mesa de diálogo en Cataluña de la que surjan grandes consensos de los que nadie se sienta excluido, como cree que ha ocurrido con las posiciones unilaterales, vía que considera que ha fracasado.

Ha admitido que acordar un referéndum no será sencillo, pero que abrir una vía de diálogo se ha facilitado tras haber echado del Gobierno al PP, que "se negaba a hablar de nada y solo respondía con jueces y policías", generando la visión de estar entre la espada y la pared.

"Hay que estar dispuestos a hablar y a que se aprenda de los errores del pasado", ha dicho Colau, y ha sostenido que Cataluña debe tener un encaje dentro de España y que hay que hacer una propuesta en este sentido desde el diálogo y el pacto. La alcaldesa de Barcelona también ha avisado de que no habrá solución hasta que los políticos no digan lo mismo en público que en privado.

Ha señalado que la situación política ha generado tensión social –Gabilondo cree que ha crecido tanto la hispanofobia como la catalanofobia–, pero que no es irreparable, algo que se ha evidenciado con la moción de censura al Partido Popular, y ha pedido a las fuerzas de izquierdas que busquen también otros acuerdos en la política cotidiana.

Después de que Gabilondo haya sostenido que el independentismo se ha situado más a la derecha, Colau ha pedido a ERC y la CUP que reflexionen y ha dicho que han estado supeditados a la antigua CDC y después al PDeCAT y a JxCat, de la que ha dicho que "sigue gobernando en los máximos lugares del nacionalismo conservador que estaba tocado de muerte por casos de corrupción".