Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig propone una cumbre de regiones del Mediterráneo para debatir sobre las migraciones

El presidente se reúne en Bruselas con el director de la Organización Internacional para las Migraciones para el Espacio Económico Europeo, la Unión Europea y la OTAN

Eugenio Ambrosi, director de la OIM, con el presidente Ximo Puig, en Bruselas.
Eugenio Ambrosi, director de la OIM, con el presidente Ximo Puig, en Bruselas.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha propuesto celebrar una cumbre entre las regiones del Mediterráneo para abordar el debate sobre las migraciones entre los continentes europeo y africano. Puig ha asegurado que el objetivo de la cumbre será establecer “puntos de conexión entre el ámbito cultural, el económico y el social” para acercar los dos continentes.

Puig ha realizado este anuncio tras la reunión con el director de la Organización Internacional para las Migraciones para el Espacio Económico Europeo, la Unión Europea y la OTAN, Eugenio Ambrosi, a quien ha presentado la iniciativa, a la que, según Puig, ha mostrado una posición “muy favorable” y ha expresado su voluntad de realizar un trabajo conjunto para su celebración.

El jefe del Consell ha añadido que otro objetivo de la cumbre sería “desmentir muchas de las falacias que existen sobre el debate de la migración”. En este sentido, el president ha aseverado que no se puede estar “permanentemente intentando inferir miedo a la población porque no estamos ante una avalancha, estamos ante situaciones de extrema pobreza y de extrema gravedad que hacen que haya personas que arriesguen su vida por salir de esa situación”.

Puig ha detallado que se van a establecer contactos con todas las regiones del arco mediterráneo, en especial del norte de África y, en este sentido, ha manifestado que se va a hablar “con todo tipo de organizaciones que quieran participar de esta visión” puesto que “debe ser una visión compartida”.

Asímismo, el presidente de la Generalitat ha enfatizado que, “ante el aumento del racismo en los países del Mediterráneo”, es necesario que haya una acción concertada entre el plano europeo y el ámbito regional y local.

Respecto al papel de nuestro continente, Puig ha recordado que ante la celebración esta semana del Consejo Europeo, “Europa debe dar respuesta y la dará” y, por otro lado, desde el plano local, ha añadido que las regiones “tienen la obligación y la necesidad de participar en un debate contra la xenofobia”.

Solidaridad valenciana

El jefe del Ejecutivo valenciano ha destacado el compromiso solidario del Consell y del conjunto de la sociedad valenciana. El president ha asegurado que el operativo desplegado para la llegada de los buques Dattilo, Aquarius y Orione el pasado 17 de junio no debe concebirse como “una anécdota”, ya que, tal y como ha recordado, “ya en 2015 la Generalitat intentó fletar un barco para traer a la Comunitat a un millar de refugiados de Lesbos pero entonces no fue posible”.

En este sentido, Puig ha destacado la voluntad de que la Comunidad pueda continuar siendo un centro de atención mundial de la solidaridad y ha insistido en que la necesidad de continuar trabajando en cuestiones estructurales, sociales, culturales y humanitarias.

El presidente le ha trasladado al director de la OIM el operativo desplegado por la Generalitat para el desembarco de los 630 migrantes a bordo de los buques Dattilo, Aquarius y Orione el pasado 17 de junio en costas valencianas. Puig ha detallado la puesta en marcha del Plan territorial de Emergencias de la Comunidad Valenciana, en nivel de preemergencia, como respuesta a la declaración de una emergencia humanitaria, de la cual no existía ningún precedente.

El plan desplegó 2.320 activos. En concreto, 1.000 voluntarios de la Cruz Roja, 400 traductores de acompañamiento y 70 traductores jurados, 356 policías nacionales, 150 miembros de personal de la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública además de 15 de sanidad exterior, 120 policías de la Generalitat, y aproximadamente un centenar de Guardias Civiles.