Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellón: el maná del turismo festivalero

FIB y Rototom Sunsplash en Benicàssim, y Arenal Sound en Burriana, atraen en un mes más de 700.000 visitantes y dejan 60 millones de impacto económico

La playa durante el Rototom Sunsplash.
La playa durante el Rototom Sunsplash.

Las cifras hablan y confirman que los festivales son el maná para el tejido turístico y económico castellonense y una eficaz carta de presentación al mundo. 730.000 visitantes internacionales, 60 millones de euros de impacto económico y 2.200 empleos resumen el torbellino festivalero. Y todo en el margen de apenas un mes. La concentrada horquilla temporal en la que se mueven las tres macrocitas musicales que han convertido a Castellón en tierra de festivales: el FIB y el Rototom Sunsplash, ambos en Benicàssim, y el Arenal Sound, en Burriana.

La música como tractor. Como motor “para que miles de personas de hasta 100 países del mundo hayan conocido la provincia de Castellón”, ha destacado el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, durante la presentación de la campaña Castellón, Tierra de Festivales 2018. Lo ha hecho ante la mirada de los representantes de los festivales cabecera de la provincia: David Díaz del Festival Internacional de Benicàssim (que celebrará su edición número 24 del 19 al 21 de julio); David Sánchez por parte del Arenal Sound, que afronta su octavo año en Burriana, del 31 de julio al 5 de agosto, y Filippo Giunta, director del Rototom Sunsplash, la cita reggae que alcanzará del 16 al 22 de agosto su 25ª puesta en escena intercultural.

“Nuestro objetivo como institución es el de fidelizar a toda esas personas que descubren la provincia de Castellón a través de la música para que vuelvan”, ha indicado Moliner. Para acortar distancias en la consecución de este propósito, ha resaltado el incremento del 25% del patrocinio provincial a estos macro eventos, hasta llegar a los 500.000 euros. Una inversión rentable si se tiene en cuenta la reversión económica de las tres citas: 60 millones de euros de impacto en el turismo provincial de la mano de los 730.000 espectadores de todo el mundo atraídos por este formato vacacional.

Desde el FIB David Díaz ha reseñado “el gran arraigo” del festival a la provincia de Castellón, “que la tiene en su ADN”. David Sánchez, del Arenal Sound, ha recordado que el certamen ha agotado las entradas desde hace seis meses y prevé “una exitosa edición en la que mantendremos los estándares de calidad”. El director del Rototom Sunsplash, Filippo Giunta, ha deseado “mucho éxito a mis compañeros del resto de festivales, porque el éxito de uno suma al buen comportamiento de todos”.

En cuanto al empleo, los baremos dados por la Diputación hablan de 2.200 puestos de trabajo creados con motivo de la puesta en marcha de los tres festivales, aunque los propios eventos aseguran en sus balances rebasar esas cifras: el FIB 2017 superó los 2.000 empleos y el Arenal Sound los 4.000. En el caso del Rototom Sunsplash, y según la propia organización, sólo los empleos directos suman 500 durante todo el año, más allá de la semana de celebración del certamen, y a ellos se unen los miles de carácter indirecto, ligados a la contratación de empresas de limpieza, seguridad o imprentas, y siguiendo por las agencias de artistas, ponentes y compañías que participan en las diferentes áreas, programadores, bares y restaurantes, comercios, mercadillo o agencias de viaje para gestionar los traslados de artistas, entre muchos otros ejemplos. También en el caso del festival internacional reggae se concentran las mayores cuotas de interculturalidad entre el público: en 2017 entre los 220.000 asistentes en sus ocho días de celebración se contabilizaron hasta un centenar de nacionalidades.

Internacional, aunque con mercado más acotado, es el público del FIB. La cita indie despidió su 23ª edición, la de 2017, con 177.000 asistentes en sus cuatro jornadas, 7.000 más que el año anterior. El 49% del público del festival procedía de Reino Unido e Irlanda, el 47% era español y el 4% de otros países.

El ranking en asistencia lo lidera el Arenal Sound, que se sitúa entre los más masivos de la temporada en España: 300.000 personas atrajo en su última incursión en la playa burrianense que le da nombre. El 90% españolas, aunque en el 10% restante se dieron cita hasta 30 nacionalidades distintas.

Más información