Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad Valenciana espera recibir más de cuatro millones de turistas extranjeros este verano

La Generalitat lanza un plan para desestacionalizar el empleo en el sector

El Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión mantenida con altos cargos de Turismo y empleo para hablar de la ocupación en el sector. Ampliar foto
El Presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras la reunión mantenida con altos cargos de Turismo y empleo para hablar de la ocupación en el sector. EL PAÍS

La Comunidad Valenciana espera recibir 4,1 millones de turistas extranjeros en la campaña de verano, entre junio y septiembre, un 4% más que en la de 2017, con un gasto previsto de 4.000 millones de euros, un 7% más interanual, lo que generará un impacto en la creación de empleo de en torno al 7%. Las cifras las ha avanzado el presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, tras una reunión con representantes del sector turístico para abordar el plan que la Administración pondrá en marcha para desestacionalizar el empleo en el sector.

Puig ha destacado la importancia del turismo en la economía valenciana, al representar casi el 14% del PIB y el 14% del empleo, y ha resaltado el "avance sustancial" conseguido en lo que va de año en cuanto a la llegada de visitantes extranjeros, 2,2 millones de enero a abril, con un gasto de 2.149 millones de euros, y un avance del 1,4% interanual en ambos casos.

Las perspectivas "son buenas" para el verano, ha dicho, resaltando que para los valencianos "el turismo es mucho más que una actividad económica" porque forma parte de su cultura y forma de ser, una tierra "de acogida, abierta, capaz de atender adecuadamente a sus visitantes".

Para ello, ha indicado, necesita caminar hacia la profesionalización y estabilización de los trabajadores del sector turístico: "Las empresas necesitan buenos trabajadores, bien pagados y con capacidad de poder mantener su posición en este sector". Con ese objetivo, la Generalitat ha elaborado un plan piloto para desestacionalizar el empleo en el turismo, dotado con 3 millones pero ampliable si existe mayor demanda, para superar la precariedad y conseguir mayor estabilidad, consiguiendo "un mejor producto, mayor competitividad y mejor calidad de vida para las personas".

El secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, ha destacado la necesidad de coordinación para desestacionalizar el turismo y "plantar cara todo el año" con una oferta diversa que genere demanda fuera de la temporada alta. "El capital humano constituye el principal activo del modelo turístico que buscamos", ha destacado.

Más información