Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación autoriza a los institutos a usar el viejo sistema de asignación de plazas

Los directores de centros de Secundaria se habían rebelado ante los fallos de la nueva plataforma de la Comunidad de Madrid

Varios niños arrastran sus mochilas al entrar en el colegio público La Latina en Aluche (Madrid).
Varios niños arrastran sus mochilas al entrar en el colegio público La Latina en Aluche (Madrid).

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha autorizado el uso del antiguo sistema informático SICE a los centros de Secundaria cuyos directores tengan temor a que puedan surgir problemas al registrar las calificaciones finales de los alumnos en la nueva plataforma Raíces. Fuentes del Departamento que dirige el consejero Rafael Van Grieken han indicado que la semana pasada la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid (Adimad) pidió a la Consejería de Educación que se permitiese volcar los datos de las evaluaciones de los alumnos en el anterior sistema, ante el temor de que el nuevo no fuera a funcionar correctamente.

El Departamento de Educación ha accedido a la petición de Adimad -que los centros educativos tendrán que comunicar a sus direcciones de área territorial-, aunque el nuevo sistema está "perfectamente operativo", tiene "total capacidad" y funciona "sin ningún problema".

Como ya ha informado EL PAÍS, la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid ha mostrado su preocupación por las "numerosas situaciones anómalas" que se han detectado en el proceso de admisión del alumnado que se ha realizado con el nuevo programa de gestión de centros que se está implantando en el presente curso, Raíces.  Por ejemplo, el padre de un alumno que tiene ya a un hijo escolarizado en un centro y que solicita un puesto para el hermano pequeño obtendría 10 puntos. Si, además, vive en el barrio, se sumarían a esa cantidad otros cinco. “Lo normal en esas circunstancias es que hubiera plaza, pero desde la consejería sacaron una coletilla de que tenían preferencia los adscritos (alumnos con plaza adjudicada en un determinado instituto) aunque tuvieran menos puntuación”, relata el director de un instituto que prefiere no dar su nombre.

En un comunicado, Adimad han opinado que es "notorio y evidente" que Raíces "no es actualmente una aplicación operativa en su totalidad" y que "muchas incidencias están todavía sin resolver", (por ejemplo, muchos profesores sustitutos no tienen claves de acceso). Por ello, los directores de instituto han mostrado "serias dudas" de que no vaya a aparecer ni un solo problema en el registro de las calificaciones finales del alumnado, lo que les preocupa "enormemente" dado el escaso margen de tiempo con el que cuentan en este curso para subsanar errores (la convocatoria ordinaria finaliza el 8 de junio y la extraordinaria el 22 de junio). "Estamos ante la evaluación final del alumnado, el hecho más relevante de todo curso escolar, y como directores debemos priorizar el interés superior del alumnado y sus familias", han señalado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información