Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia anula la asistencia sanitaria a ‘sin papeles’ en Cataluña

El TSJC revoca una orden de la Generalitat que garantizaba la cobertura a los extranjeros en situación irregular pero empadronados

Concentración delante del Hospital Clinic de Barcelona para reivindicar el acceso universal a la sanidad.
Concentración delante del Hospital Clinic de Barcelona para reivindicar el acceso universal a la sanidad.

La justicia ha anulado la orden del Gobierno catalán que garantizaba la asistencia sanitaria a los extranjeros en situación irregular. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dado la razón al Ministerio de Sanidad, que en 2015 se opuso a la decisión de la Generalitat de mantener la cobertura médica a los inmigrantes que estuvieran empadronados. Un decreto del Gobierno de Mariano Rajoy denegaba el servicio a los extranjeros indocumentados.

El TSJC sigue el criterio de los tribunales de otras comunidades autónomas (Cantabria, Baleares) que también habían plantado cara a la decisión del Gobierno y habían decidido mantener la asistencia a sin papeles. El tribunal catalán cree que la orden del Govern "vulnera el criterio básico establecido en la norma estatal", ya que supone una "ampliación de la cobertura sanitaria en el ámbito subjetivo de las prestaciones".

La Generalitat aprobó una orden por la que todos los extranjeros en situación irregular tenían derecho a disfrutar de un documento similar a la tarjeta sanitaria siempre y cuando estuvieran empadronados en Cataluña. El año pasado, el Parlament quiso blindar esos derechos y aprobó una ley de universalización de la asistencia sanitaria pública, que también ha sido impugnada por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional y quedó suspendida.

En la resolución, el TSJC remite a sentencias dictadas el año pasado por el Tribunal Constitucional contra normas que extendían la cobertura a inmigrantes irregulares en País Vasco y Comunidad Valenciana. El argumento de todas esas sentencias es que el decreto estatal "cierra toda posibilidad" a que otras normas autonómicas amplíen las coberturas.

Más información