Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuevos derrumbes en el edificio de General Martínez Campos obligan a desalojar 21 viviendas

Mañana empezará la demolición del número 19 porque hay riesgo de nuevos colapsos

Imagen de los escombros en el interior del edificio General Martínez Campos.
Imagen de los escombros en el interior del edificio General Martínez Campos.

Los trabajos de demolición del edificio derrumbado el pasado 22 de mayo en el número 19 del paseo del General Martínez Campos comenzarán mañana, después de que ayer sábado se produjeran nuevos derrumbes de madrugada y de que hubiera que desalojar a los vecinos de 21 viviendas de la calle Viriato por seguridad.

Según ha explicado el Ayuntamiento, hoy han mantenido una reunión de coordinación técnicos de control de verificación, Emergencias, Bomberos y Samur, para determinar el inicio de los trabajos, que el Consistorio pretende empezar mañana mismo.

Ayer, tras las tormentas registradas durante toda la tarde en la capital, se produjeron nuevos derrumbes alrededor de la una de la madrugada (la zona que estaba declarada en ruina colindante a lo ya derruido del edificio de Martínez Campos) y fue necesario desalojar a los vecinos de 21 viviendas en la calle Viriato, por motivos de seguridad.

El Samur Social se encarga de la gestión de ayuda a estos vecinos. De momento dos personas han solicitado ayuda para alojamiento, una de un miembro y otra de cinco miembros. Aunque se irá concretando el tiempo que tendrán que estar fuera los vecinos, inicialmente se ha calculado que será un mes, si bien a medida que avance la obra se verá si se puede reducir ese tiempo.

Respecto a los trabajos de demolición, hoy ha tenido lugar una reunión de coordinación entre la empresa Ortiz y los Bomberos, con la intención de empezar las obras mañana lunes. Fuentes municipales estiman que la obra va a ser mayor de lo esperado porque hay mucha parte interior afectada; en principio, se mantendrá la fachada de Martínez Campos y para el resto se está valorando ampliar la declaración de ruina.

La Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico, Artístico y Natural (Cpphan) informó favorablemente de la propuesta del Departamento Técnico del Servicio de Conservación y Edificación Deficiente del Ayuntamiento para declarar "ruina física inminente parcial" el edificio.

Las zonas a las que afecta la declaración de ruina son las tres últimas crujías de la finca hacia el norte que incluye un transformador, la fachada con la calle de Viriato (parcialmente demolida en su última planta como consecuencia de la intervención de los bomberos), la medianera con el número 62 de la calle de Viriato, que quedó en equilibrio inestable tras el colapso de la estructura colindante, y la esquina noroeste del patio protegido.

Dicha zona tiene forma de 'L' en planta y comprende el área ya colapsada, la fachada a la calle de Viriato y la línea que forma la caja de escalera de servicio y el muro sur del patio simétrico al colapsado.

En la zona correspondiente a la fachada principal del inmueble (la que da a Martínez Campos) y al patio principal de la finca la situación no supone un riesgo irreversible, por lo que la edificación en esta zona puede conservarse, si bien se deberán tomar medidas de seguridad para garantizar la estabilidad de la estructura.

Una vez declarada la ruina inminente parcial, se dieron cinco días a la propiedad para iniciar los trabajos de demolición, con la advertencia de que si no comenzaban en cinco días se efectuaría de forma subsidiaria por el Ayuntamiento.

Aunque los cinco días no han pasado, mañana se iniciará la demolición debido a los nuevos derrumbes que se han producido esta madrugada, y porque el viernes la propiedad ya comunicó que no encontraban una dirección facultativa para realizar la demolición.

La demolición durará un mes

Mañana empieza la demolición pero se tardará un mes más o menos en terminarla. Hay partes que se podrán hacer con grúa y otras que habrá que hacer a mano, y tendrán que consolidar las partes que haya que mantener. Mañana habrá que llevar maquinaria y también tendrán que tomar las medidas de seguridad iniciales.

Erigido en 1931, el inmueble, de ocho plantas sobre rasante, está catalogado con un nivel de protección parcial, siendo el área del patio y escalera principales, así como las dos fachadas y el portal, elementos de restauración obligatoria. El derrumbe se produjo el 22 de mayo cuando durante unas obras para reformar el edificio y convertirlo en viviendas de lujo el forjado de la séptima planta se desplomó, arrastrando el de los niveles inferiores.

Como consecuencia del suceso murieron dos obreros: el extremeño José María Sánchez, de 56 años, y Agustín Bello, de 42 y vecino de Parla, a quienes los bomberos tardaron 50 y 64 horas, respectivamente, en rescatar dada la peligrosidad de los trabajos y la cantidad de escombro caída.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información