Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Qué ocurrió en el derrumbe del edificio de Chamberí?

Los especialistas barajan el vaciado de los tabiques internos y la acumulación de escombros como posibles causas tras ceder las vigas metálicas

Vigas de hierro retorcidas en la entrada del edificio derrumbado. ATLAS-QUALITY

Han pasado ya más de 65 horas desde que se produjo el derrumbe interno en el número 19 del paseo del General Martínez Campos, en el distrito madrileño de Chamberí, y ya han sido localizadas sin vida las dos personas desaparecidas en el interior. Los bomberos del Ayuntamiento de la capital han centrado todos sus esfuerzos en rescatar a las víctimas, mientras los agentes de Policía Judicial intentan esclarecer las causas del siniestro. Se abren varias posibilidades de cómo ocurrió el accidente.

¿Hubo una acumulación de materiales en la azotea del edificio?

La constructora Aldesa, encargada de la rehabilitación del edificio para transformarlo en apartamentos y pisos de lujo, lo ha negado de manera rotunda. Es poco lógico almacenar material tan pesado en las plantas superiores cuando todo él tiene que ser utilizado y colocado en las plantas inferiores. Subirlo para luego bajarlo supone un gasto innecesario, además de un peligro añadido. 

Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid mantiene que las obras de rehabilitación disponían de todas las licencias y permisos municipales. La alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha rechazado tratar este tema y ha reiterado que la prioridad es encontrar a los desaparecidos.

¿Influyó la propia estructura del edificio en el derribo?

En un principio se dijo que la estructura era de madera y que, con el paso de los años, este material habría perdido su capacidad de mantener el inmueble. Sin embargo, el edificio es de 1930 y ya empleaba vigas de acero. A priori podría parecer que esta estructura ofrece mayor resistencia y aguante con el paso del tiempo. Sin embargo, es más efectiva la planta de hormigón. Según varios especialistas consultados por EL PAÍS, si falla una parte de la estructura, el hormigón reparte las cargas y se dificulta el colapso. 

El fallo en las vigas de acero es más flagrante, ya que puede caerse toda la estructura "como un mecano", según explican esos expertos. "En el hormigón, unas partes apoyan sobre otras y resulta más difícil la caída. En el acero, se viene todo abajo tras perder una zona de sujeción", añaden. Igual ocurre en los incendios, el acero se retuerce a menor temperatura, con un colapso mucho más rápido, que una estructura de hormigón e incluso de madera.

¿Qué falló en el paseo del General Martínez Campos?

La constructora había previsto construir apartamentos de lujo, cuyo precio mínimo era de 1,55 millones de euros. Las viviendas anteriores eran las típicas de los años 30 del siglo anterior: techos altos, grandes pasillos y habitaciones muy amplias. Según diversas fuentes municipales, los trabajos consistieron en vaciar las plantas para adaptarlas al nuevo diseño. Eso supuso la creación de gran cantidad de escombros, que posiblemente le supuso una sobrecarga al edificio.

¿Dio avisos el edificio de un posible derrumbe?

Los especialistas creen que es muy difícil que un inmueble de estas características avise de que se puede venir abajo. El único efecto visible sería la aparición de grietas en el propio edificio o en los colindantes. Los vecinos de los portales que fueron desalojados tras el derrumbe negaron que hubiera estas señales en sus casas. 

Los afectados se quejaron de que el edificio "vibraba" en los últimos días y que sus casas estuvieron sometidas a diversas oscilaciones. Los técnicos consultados por este periódico mantienen que ese efecto se consigue con la utilización de un martillo neumático de grandes dimensiones de manera continuada, como los empleados en las demoliciones. Eso no significa que la estructura se vea afectada. "Si la estructura está en buenas condiciones, no debería pasar nada", añaden. 

¿Influyó la construcción de un aparcamiento subterráneo?

El proyecto de Richelieu Development incluía la construcción de tres plantas bajo rasante (subterráneas) con capacidad para 57 plazas de estacionamiento. En un principio, los vecinos de los edificios colindantes se quejaron de que el accidente pudo deberse a ello. Técnicos municipales lo han rechazado y han recordado que el derrumbe se produjo en la parte sobre rasante.

¿Era previsible un accidente de estas características?

La respuesta que dan los técnicos es que no. Al no dar avisos de lo que estaba ocurriendo, difícilmente se puede anticipar. "En este tipo de siniestros suelen darse varias causas a la vez. Una única, por si sola, no sería suficiente porque el resto de factores lo frenaría", explican los técnicos. "Basta ver cómo han quedado las vigas, completamente torcidas, para comprobar que ha habido mucha fuerza interna en el derrumbe", explican.

¿Cuándo se sabrán las causas?

Los bomberos y la Policía Municipal se han centrado en estas 48 horas en el rescate de los dos hombres desaparecidos. Eso sí, luego tocará hacer un peritaje detallado de cómo se ha producido el derrumbe, tras un análisis detallado de cómo quedaron el inmueble y el estado de los materiales. Esto incluye tanto el que tenía en origen el edificio cuando fue levantado en 1930 como los que estaba utilizando la empresa que hacía la rehabilitación. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram