Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta lanza un ultimátum a los sindicatos de justicia para que acepten su oferta laboral

El Gobierno gallego asegura que si en el plazo de tres días los trabajadores no la aceptan, tomará una decisión unilateral sobre el conflicto que no ha detallado

El vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, en el Parlamento gallego.
El vicepresidente gallego, Alfonso Rueda, en el Parlamento gallego.

El director general de Xustiza de la Xunta, Juan José Martín, ha anunciado este martes que el Gobierno gallego ha dado a los sindicatos de justicia un plazo de tres días que finaliza el viernes a las 14 horas para que decidan si se adscriben o rechazan la última propuesta salarial de la Administración autonómica. Martín ha avanzado que en el caso de que las centrales sindicales no acepten la última oferta que quedó sobre la mesa de negociaciones, esta quedaría automáticamente sin efecto y el Ejecutivo gallego optaría por tomar una decisión unilateral sobre el conflicto con los trabajadores sobre la que no han dado más detalles.

El responsable de Xustiza ha hecho esta advertencia seis días después de que los sindicatos suspendieran la huelga y tras mantener una reunión esta mañana con sus siete representantes, que acudieron a la convocatoria de la Xunta para perfilar una salida al conflicto pero sin que finalmente se llegase a un acuerdo. Será probablemente la última aproximación entre la Administración y los representantes sindicales, un encuentro en el que estos han dejado claras sus diferencias ante el cierre en falso de una huelga que ha durado más de tres meses y que ha acabado desgastando a los propios convocantes.

En la reunión que se ha prolongado sobre una hora, la Consellería de Xustiza que dirige el vicepresidente Alfonso Rueda ha puesto sobre la mesa exactamente la misma oferta que planteó el 26 de abril y que fue rechazada por las asambleas de los trabajadores: una subida salarial mensual que oscila entre los 122 y los 140 euros en función de la categoría laboral. UGT, CSIF y CCOO han decidido consultar con sus afiliados si aceptan la propuesta de la Xunta, mientras USO no tiene claro qué hará ni tampoco si incluye a todos los trabajadores en la consulta.

El resto de las centrales sindicales, CUT, CIG y STAJ, han avanzado que no realizarán ninguna consulta más porque entienden que no es necesario, ya que no ha habido ninguna negociación más con la Xunta sino “una imposición”, por lo que prevalecerá el resultado de la votación del 27 de abril, en la que ganó el "no" por mayoría.

A punto de cumplirse cien días de una huelga que no llegó a ser desconvocada sino suspendida por la falta de movilización de los trabajadores, los sindicatos esperaban reconducir el conflicto y mantener vivas las reivindicaciones, pero la posición de los interlocutores en la mesa de negociaciones ya parece inamovible.

En este escenario, Juan José Martín, que espera una respuesta de los sindicatos para este viernes, ha recordado que la mesa sectorial es paritaria, con peso igual de sindicatos y Xunta, solo que el presidente (él, en este caso) tiene voto de calidad, informa Europa Press. Esto supone que, llegado el caso, la Xunta podría aplicar unilateralmente su oferta, aunque tanto el director general de Xustiza como su homólogo de Función Pública, José María Barreiro, han rechazado adelantar qué solución adoptarán. Eso sí, en vista de la situación de la huelga, el Gobierno gallego baraja suprimir ya los servicios mínimos, que cubren unos 775 efectivos al día.