Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía encuentra 189 plantas de marihuana en un piso municipal de Valencia y detiene a un hombre

En la vivienda, situada en el barrio de El Cabanyal, habían hecho un agujero para entrar desde otra casa

Calle de Juan Mercader, en el barrio de El Cabanyal de Valencia, donde se ha hallado la plantación.
Calle de Juan Mercader, en el barrio de El Cabanyal de Valencia, donde se ha hallado la plantación.

La policía local de Valencia ha encontrado este lunes 189 plantas de marihuana en un piso de propiedad municipal. La plantación contaba con un sofisticado sistema de iluminación, riego y ventilación. Los agentes han detenido a un hombre relacionado presuntamente con los hechos.

La vivienda se encuentra en la calle Juan Mercader. Es la primera calle del barrio de El Cabanyal si se avanza desde el centro de Valencia hacia el mar, y es uno de los inmuebles que fueron adquiridos por el anterior Gobierno local con el objetivo de derribarlos para prolongar la avenida de Blasco Ibáñez. 

La vía se encuentra en una de las zonas más degradadas del barrio, donde es visible el trapicheo de drogas y la ocupación de viviendas.

Según ha indicado a EL PAÍS un portavoz municipal, la casa en la que se cultivaban las marihuanas presentaba un butrón, un agujero en la pared realizado desde el interior de una vivienda vecina, por el que presumiblemente los narcotraficantes accedían a la casa.

La puerta del inmueble tenía un candado que llamó la atención de los agentes. Y, al parecer, también estaba enganchado irregularmente a la red eléctrica con una conexión aparatosa, dada la cantidad de energía que requiere una plantación de tales características.

La ampliación de la avenida de Blasco Ibáñez, que suponía el derribo de un millar de viviendas, fue primero paralizado por el Ministerio de Cultura, al considerar que suponía un expolio en un entorno urbanístico protegido. Y ha sido derogado por los actuales responsables municipales.

El Consistorio tiene en marcha un plan para revitalizar el barrio, que incluye la subasta de las viviendas adquiridas por el Ayuntamiento, que han permanecido vacías durante más de una década. Para un sector de los vecinos, las iniciativas municipales para recuperar la zona avanzan a un ritmo demasiado lento.