Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas salen a la calle contra los encarcelamientos

Los Mossos d'Esquadra cargan contra los manifestantes que se concentran delante de la delegación del Gobierno en Barcelona

Manifestaciones en Cataluña
Manifestantes este viernes en Barcelona.

El ingreso a prisión de cinco líderes independentistas dictado por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha vuelto a sacar a miles de manifestantes a la calle. Entidades como la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural han llamado a concentrarse frente a los Ayuntamientos de todos los municipios catalanes y, en Barcelona, en la plaza de Cataluña. Paralelamente, los llamados Comités de Defensa de la República han convocado una marcha que ha partido desde Jardinets de Gràcia, en la parte superior de Paseo de Gràcia. Al final de la marcha, los manifestantes en Barcelona convocados por la ANC y por los CDR se han dirigido a la delegación del Gobierno en Cataluña, donde los Mossos d'Esquadra han cargado contra los concentrados en más de una ocasión.

A partir de las siete de la tarde, los manifestantes de los Comités de Defensa de la República han cortado la Avenida Diagonal. La cabecera de su manifestación se ha encontrado con un dispositivo de los Mossos d'Esquadra en el cruce entre la calle Mallorca y la calle Roger de Llúria, donde tiene su sede la delegación del Gobierno en Cataluña.

Manifestantes y Mossos han protagonizado momentos de tensión al intentar los primeros traspasar la barrera policial. El cuerpo policial de la Generalitat ha cargado contra los manifestantes cuando estos trataban de entrar en la delegación del Gobierno, y algunos concentrados han sido desalojados. La manifestación delante de la institución gubernamental ha cortado diversas calles en pleno centro de Barcelona.

Una vez desconvocada la manifestación, seguían en ese punto miles de concentrados -la Guardia Urbana ha contabilizado 10.000 a las ocho de la tarde-, y la tensión con los Mossos ha ido creciendo. Los agentes han disparado salvas con escopetas de proyectiles foam, unas balas que sí están permitidas en los cuerpos policiales en Cataluña según la ley, a diferencia de las balas de goma, que están prohibidas. Los Mossos han cargado en más de una ocasión frente a la delegación del Gobierno. El Servicio de Emergencias Médicas ha atendido a 22 personas por heridas de carácter leve y dos de carácter menos grave, principalmente por contusiones.

Paralelamente, centenares de personas han empezado a concentrarse en la plaza de Cataluña a partir de las ocho de la tarde para protestar contra las medidas adoptadas por el juez Pablo Llarena. Mientras, en decenas de municipios centenares de personas han protestado contra la prisión sin fianza de Jordi Turull, Raül Romeva, Dolors Bassa, Josep Rull y Carme Forcadell. Estos se suman a los cuatro líderes del procés que ya llevan desde octubre y noviembre en prisión provisional: Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Quim Forn y Oriol Junqueras.

Los manifestantes lanzaron proclamas como "Libertad presos políticos" o "No hay prisión para tanta dignidad". La actriz Sílvia Bel ha sido la encargada de leer el manifiesto en la plaza de Cataluña, en el que ha pedido "unidad frente a la represión" y ha calificado de "rehenes" a los políticos presos.