Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mujer gana enteros en la próxima temporada del Liceo

Javier Camarena, Piotr Beczala, Sondra Radvanovsky o Iréne Theorin entre las voces destacadas

Un momento de la ópera 'I puritani' de Vincenzo Bellini, con la que el Liceo abre la temporada. Ampliar foto
Un momento de la ópera 'I puritani' de Vincenzo Bellini, con la que el Liceo abre la temporada.

Tres mujeres están al frente de la dirección artística de otras tantas óperas en la programación de la nueva temporada del Liceo. Carme Portacelli —directora del teatro Español de Madrid— lo será de L'enigma di Lea, una ópera de estreno absoluto del compositor catalán Benet Casablancas con textos de Rafael Argullol y Josep Pons al frente de la Orquesta del Liceo. Una obra con escenografía de Paco Azorín que contará con la voz de Allison Cook -malvada y brillante en el papel de la Marquesa de Merteuil en Quartett hace dos temporadas -en papel de Lea en una enigmática historia de utopías románticas. Un encargo que le fue hecho por el Liceo a Casablancas hace ya unos cuantos años. La irlandesa Annilese Miskimmom con I Puritani, de Vincenzo Bellini, el título con el que el teatro abre temporada el 5 de octubre en una nueva coproducción del Liceu con la Welsh la Danish National Opera y la joven directora holandesa Lotte de Beer al frente de la dirección de Les Pêcheurs de Perles, de Georges Bizet, con un montaje arriesgado entre lo exótico y el reality show de una ópera que hace 50 años que no se ve en el Liceo. “No se trata de un tic feminista, están por su calidad y por lo que han aportado a la ópera y a la música. En los últimos 10 años cada vez hay más mujeres en el panorama internacional, se trata de una tendencia y reconozco que me satisface que esto pase esta temporada y que coincida con este momento”, manifestaba la directora artística del Liceo, Christina Scheppelmann.

Una temporada que transita desde el barroco hasta el siglo XXI, con menos títulos de repertorio —sí se reponen los montajes de Tosca y Madama Butterflyi, ambas de Puccini— y con más variedad de compositores y de algunas óperas que no se han representado nunca, como Rodelinda, de Händel, y otras poco programadas, como La Gioconda, de Amilcare Ponchielli en el que debutará en el papel de Gioconda una de las sopranos del momento, Iréne Theorin que esta temporada triunfó en Tristan und Isolde. Katia Kabanova, de Leôs Janácek,  es otro de los títulos que apenas se ha programado en el Liceo -no se ha visto desde 2002- que aborda la voluntad de la liberación de la mujer y que acaba en un suicidio "inevitable".

“Solo tenemos 13 óperas —10 representadas y 3 en versión concierto— y apostamos por la variedad y una innovación en la puesta de escena que evolucione de lo tradicional a lo rompedor aunque sabemos que es imposible contentar a todo el mundo”, añadía. Una temporada en la que el Liceo seguirá contando con grandes voces como Javier Camarena, Celso Albelo y Pretty Yende en I puritani con una puesta en escena arriesgada”. Y otras primerísimas figuras como las sopranos Diana Damrau, Irène Theorin, Sondra Radvanovsky, la mezzo Joyce DiDonato y las voces masculinas de Piotr Beczala, Carlos Álvarez, entre otros.

La temporada se clausurará con Luisa Miller, de un Verdi "maduro", que contará en su reparto con algunos de los grandes del momento, como  Sondra Radvanovsky y Piotr Beczala, a Carlo Colombara, Eleonora Buratto o Juan Jesús Rodríguez. El Liceo repite con la apuesta de la danza con cuatro ballets, que se sumarán a los diez conciertos y recitales más seis espectáculos del Petit Liceu. En el Foyer se repetirán los conciertos del Of Liceo- todavía por determinar- y un  proyecto nuevo, La cámara del Liceo, y promovido por el director musical del Liceo, Josep Pons, en base a formaciones de instrumentos de la orquesta del teatro de cuerda y metales con una programación "que tendrá mucho que ver con Wagner", según apuntaba Pons.

Salvador Alemany, presidente del Patronato, comentó que el objetivo de la programación del Liceo es conseguir la calidad dentro de un marco económico realista: "estamos en la carrera de la competitividad y eso no se acaba nunca". Alemany comentó que se sentía satisfecho de la temporada que ahora se abre musicalmente y por la nueva etapa que marcará la incorporación de Valentí Oviedo como director general y del que, aseguró, se adaptaría rápidamente al teatro. Hasta ahora Oviedo era el gerente del ICUB y antes lo fue del Auditori de Barcelona. Su nombramiento fue aprobado por el patronato de la Fundación con la abstención del subsecretario de Estado de Cultura que argumentó su postura no por tener nada en contra de Oviedo sino por la “coyuntura política” que obligaba a que la representación del departamento de Cultura fuera de un técnico y no del consejero.

46 millones de presupuesto para 2018/19

En cuanto a la situación financiera del Liceo, el presupuesto para esta temporada que viene (2018/19) es de 46,2 millones de euros, prácticamente igual que la que acaba en junio, con 46 millones. En el capítulo de ingresos propios no hay mucha alteración y por la actividad artística, mecenazgo y alquiler de salas se han previsto 25,4 millones de euros.

En cuanto a las aportaciones de las administraciones en forma de subvención, en conjunto están previstos 21 millones de euros frente a los 20,8 de la temporada que concluye. El Ministerio de Cultura aportará 10,1 millones, la Generalitat 8,1, el Ayuntamiento de Barcelona 2,7 y la Diputación de Barcelona 1,6 millones. Las tres instituciones catalanas incrementarán muy ligeramente sus aportaciones en la temporada 2018/2019 en relación con la actual. La del Ministerio de Cultura no sube ni un euro.