Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide expulsar a ocho cameruneses por estafas con dinero falso en Vigo

Los acusados, que actuaban en grupo, están en situación irregular en España y también perpetraron estafas en Vitoria y Madrid

Fajos de billetes de 500 euros.
Fajos de billetes de 500 euros.

La Fiscalía de Vigo ha solicitado la expulsión de España de al menos ocho de los nueve ciudadanos de nacionalidad camerunesa, acusados de los delitos de estafa continuada, integración en grupo criminal, además de falsificación y tenencia de moneda falsa. El grupo estuvo operando hasta 2009 en Vigo, Vitoria y Madrid hasta que fue desmantelado por la Guardia Civil.

Los acusados, MS.N.H., JP.T. , B.N.B., A.R.FN., F.A.W., E.F.L., A.E.H., se encontraban en situación irregular en España, y junto con G.N., residente en Madrid, quien no ha podido acreditado su doble nacionalidad, y N.T.M., con residencia en Valencia, se pusieron de acuerdo para estafar con dinero falso mediante el timo policialmente conocido como “wash and wash”. Este consiste en negociar la compra de vehículos, viviendas u otros bienes, y, una vez concertado el precio, ofrecer el pago con billetes de fabricación propia, empleando papel y tintas especiales que traían directamente de África, según declaraban a sus víctimas.

La fiscalía ya ha solicitado al tribunal que la pena solicitada para los nueve acusados, de hasta seis años de prisión, se sustituya por la expulsión de España de los procesados que se encuentran en situación administrativa irregular y la prohibición de entrar en el país durante al menos siete años. El juicio que se iba a celebrar a partir de este lunes en la sección quinta de Vigo ha quedado suspendido por la huelga de funcionarios de justicia.

Los acusados, según el fiscal, se pusieron de acuerdo a mediados de 2008, para conseguir la entrega de importantes cantidades de dinero. Para ello actuaron de forma concertada y organizada, con una infraestructura y reparto de tareas, asumiendo algunos de ellos labores de preparación y almacenamiento del material preciso (como G.N. y F.A.), otros de coordinación (como JP.T. o A.E.) y el resto contactaban con los objetivos y realizaban la simulación de fabricación de billetes falsos a sus víctimas.

El primer timo documentado en la investigación fue en julio de 2008, a un vendedor de coches, y un mes después, contactaron con un agente de la Guardia Civil que vendía un vehículo y convino en quedar con uno de los acusados en Vigo. Una vez que mostraron interés en comprarlo, el acusado fue desviando su atención hacia la fabricación de dinero, proponiéndole que aportara 100.000 euros para poder fabricar los billetes, por lo que el agente dio cuenta del timo a sus superiores que abrieron entonces una investigación.

En noviembre de 2008, el acusado J.P.T. contactó con el propietario de un negocio de hostelería que había puesto a la venta, concertando una cita en la que pactó un precio de compra de 450.000 euros que ofreció pagar mediante billetes fabricados por él. Incluso llegó a hacerle al vendedor una demostración de la calidad de los billetes por lo que acordó la entrega de 8.000 euros.

También a finales de 2008, contactaron con el vendedor de un piso al que le propusieron el mismo sistema de pago, previa demostración de la fabricación de billetes. Así, los acusados consiguieron la entrega de 580 euros para supuestamente desplazarse a África y comprar los productos necesarios para elaboración de los billetes. Pero, finalmente, el vendedor recibió una caja fuerte que no contenía el dinero, sino papel con polvos de talco.

Durante los tres meses siguientes, el grupo negoció otras ocho estafas que también perpetraron fuera de Vigo, en ciudades como Vitoria y Madrid, hasta que la investigación de la Policía Judicial logró detenerles en febrero de 2009.