_
_
_
_
_

Euskadi abrirá este año un piso de acogida para mujeres víctimas de trata

Emakunde coordina un estudio sobre la explotación sexual de mujeres en la comunidad autónoma

El País
En el centro, Izaskun Landaida, directora de Emakunde.
En el centro, Izaskun Landaida, directora de Emakunde.PARLAMENTO VASCO

El Instituto Vasco de la Mujer-Emakunde tiene previsto abrir a finales de este año un piso de acogida "de urgencia" para mujeres y niñas víctimas de trata con fines de explotación sexual, según ha anunciado este miércoles su directora, Izaskun Landaida, en una comparecencia en el Parlamento vasco.

Más información
La ruta vasca de la explotación de víctimas de trata
La justicia deja sin castigo la prostitución de dos menores en burdeles de Lugo

La apertura de este recurso residencial es el resultado del trabajo realizado por la Mesa de Coordinación contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, integrada por instituciones y agentes sociales. Este grupo acordó en la última reunión celebrada el pasado mes de diciembre un plan para la elaboración de la Estrategia Vasca contra la citada problemática social.

Landaida ha comparecido ante la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de la Cámara vasca, a petición de la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Eukene Arana, para informar sobre los avances realizados en esta materia. En declaraciones a los medios de comunicación, ha explicado que se está trabajando para abrir este mismo año un nuevo recurso residencial de urgencia para mujeres y niñas víctimas de esta trata, un piso que se integraría en la red estatal.

Será el primer piso de titularidad pública específico para estas víctimas, ya que hasta ahora lo que hace Emakunde es apoyar económicamente a ONG que prestan este servicio. En Euskadi, una de las asociaciones que lleva a cabo esta atención es Askabide, asociación sin ánimo de lucro que trabaja en el ámbito de la prostitución y mujeres en situación de exclusión social. Hasta el momento ha atendido a cinco mujeres víctimas de trata.

El plan de trabajo incluye, asimismo, la elaboración de un diagnóstico de la situación de la trata de mujeres en el País Vasco, que dirigirá la investigadora de la Universidad Pontificia Comillas Carmen Meneses. Abordará las necesidades de las víctimas de este tipo de vulneración de derechos humanos, así como la "implicación y conocimiento" que tienen los clientes de la prostitución, con el objetivo de "buscar mejores estrategias contra la explotación sexual".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Ante un problema de tal magnitud de vulneración de Derechos Humanos, creemos que no existen fórmulas mágicas sino que lo que podemos hacer es trabajar, hacer un trabajo conjunto entre instituciones y organizaciones del tercer sector y todos los ámbitos que de una u otra manera, estén implicados en dar una respuesta adecuada ante esta problemática", ha subrayado Landaida.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_