Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cazado cuando regresaba de “mula” a la cárcel tras un permiso penitenciario

El fiscal pide para el interno una condena de cuatro años de prisión por llevar ocultas en su cuerpo diversas dosis cocaína, heroína y hachís

Novacaixagalicia
Celda de la prisión coruñesa de Teixeiro.

Un interno de la prisión de Pereiro de Aguiar será juzgado este jueves en la Audiencia de Ourense por intentar introducir en el centro penitenciario diversas dosis de hachís, cocaína y heroína valoradas en casi 3.000 euros en el mercado ilegal. El fiscal ha solicitado para el acusado una condena de cuatro años de prisión y al pago de 4.000 euros de multa. El acusado, R.L.G., con antecedentes penales, fue cazado cuando en septiembre de 2016 regresaba a la prisión después de disfrutar de un permiso penitenciario de tres días. Aunque en el cacheo y registro de pertenencias al que se sometió en el control de entrada había dado negativo, los funcionarios sospecharon de él.

Entonces, previa autorización del juzgado de vigilancia penitenciaria de Lugo, los funcionarios le comunicaron al interno que iba a ser trasladado a un centro hospitalario para que pudieran realizarle una prueba ecográfica y comprobar si portaba algún tipo de sustancia estupefaciente en el interior de su cuerpo. Acto seguido, el acusado entregó a los funcionarios hasta veinte envoltorios en forma de bellota que contenían una sustancia que una vez analizada resultó ser hachís. Además también mostró un preservativo conteniendo en su interior dos envoltorios con sustancias que resultaron ser heroína y cocaína.

Todas estas sustancias las llevaba escondidas el acusado en su recto por lo que fue trasladado a un hospital. Una vez allí, el interno expulsó otros envoltorios en forma de bellota que contenían resina de hachís y que previamente había ingerido para introducirlas en el centro penitenciario. El fiscal sostiene que la droga intervenida que portaba el acusado estaba “destinada sin duda a su posterior distribución entre los internos del centro penitenciario”, por lo que le acusa de un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la saludpor la heroína y cocaína intervenidas.

También en la sección segunda de la Audiencia de A Coruña se juzgará el mismo día y por hechos similares a dos mujeres. Ambas están acusadas de entregar sustancias estupefacientes a un interno de la prisión de Teixeiro. La fiscal solicita cuatro años y medio de prisión para cada una de ellas y una multa conjunta de casi 5.000 euros.

La causa se instruyó en un juzgado de Betanzos en diciembre de 2015, cuando las acusadas, T.J.G. y D.J.B., esta última con antecedentes penales, celebraron un vis a vis en el citado centro penitenciario con un interno que falleció un año después durante la instrucción de la causa. Tras la visita le fueron intervenidas a éste último varias dosis de heroína y hachís valoradas, según la fiscalía, en casi mil euros. Las dos mujeres se enfrentan además a una condena de ocho días de prisión en caso de impago de la multa de 2.184 euros para cada una y al pago subsidiario de las costas del juicio.