Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pasado del Sur revive en realidad virtual

Las nuevas tecnologías abren la puerta a otras formas de descubrir el patrimonio, como Baelo Claudia en Cádiz

Recreación virtual de Baelo Claudia, disponible en La Sibila. Ampliar foto
Recreación virtual de Baelo Claudia, disponible en La Sibila.

El presente y el pasado pujan por el protagonismo en Baelo Claudia, en Tarifa (Cádiz). Hoy calzadas, arranques de muros y capiteles permiten siquiera imaginar, parcialmente, lo que pudo ser la ciudad del siglo II a. C. Pero ahora, la basílica, la Triada Capitolina o el templo de Isis vuelven a alzarse al cielo con colores vibrantes, gracias al marco tecnológico de un smartphone. En uno de los yacimientos arqueológicos más visitados de la provincia, las nuevas tecnologías han demostrado que la distancia que imprime el tiempo puede acortarse gracias a La Sibila. Bajo este nombre, una iniciativa emprendedora demuestra que la realidad virtual abre nuevas vías para descubrir el patrimonio histórico andaluz.

“Vimos las posibilidades que las nuevas tecnologías nos ofrecían para innovar en una actividad en la que los centros de interpretación de los yacimientos se quedaban demasiado en lo clásico”, reconoce el historiador del arte Abel Martín, quien puso en marcha este proyecto junto a su colega Eduardo Galnares.

La Sibila no es la única empresa andaluza que ha apostado por las nuevas tecnologías para recrear la historia. Desde 2012, en Sevilla, Past View organiza rutas guiadas con gafas de realidad aumentada que permiten recrear en 3D el pasado de la ciudad. Con su idea ya han conseguido desembarcar en Barcelona y Atenas. La empresa cordobesa Arketipo Multimedia lleva desde finales de 2016 implementando su aplicación gratuita VirTimePlace para smartphones y tablets. Con ella, ya ha recreado decenas de espacios históricos en España y el extranjero, entre ellos, el valioso yacimiento de Medina Azahara. “Las posibilidades de esta tecnología son amplísimas. Es una apuesta necesaria para el turismo andaluz”, remacha Martín, quien destaca que la respuesta de los usuarios a proyectos como el suyo en Bolonia “está siendo muy positiva”.

Tras cursar un máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico, Martín y Galnares recopilaron las investigaciones sobre la historia de Baelo Claudia para reconstruir digitalmente cómo era la ciudad romana en el momento de su máximo esplendor. Apostaron por la reconstrucción de los espacios in situ. Para ello, emplearon la realidad virtual y la reconstrucción digital para dispositivos móviles tipo smartphones. “La pantalla del móvil funciona como un marco que responde al movimiento en el espacio y que permite degradar la opacidad para ver el elemento en el pasado y el presente”, añade Martín.

Esa aceptación de la aplicación, señala el emprendedor, les ha llevado a ampliar su radio de acción a otros proyectos, como la recreación del Cádiz del siglo XVIII a partir de la maqueta de la ciudad que se conserva en el Museo de las Cortes. Además, la empresa está a punto de desembarcar en el Museo de San Roque (Cádiz) y está inmersa en un ambicioso proyecto con el que quieren recrear virtualmente el pasado de diversos monumentos históricos de toda la provincia.

Más información