Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del cantautor al alegre combo

El regreso del aragonés Joaquín Carbonell coincide en la agenda musical con un festival de ‘metal’ y con la magia de Mastretta

La banda de Mastretta actuando en el Berlín Café.
La banda de Mastretta actuando en el Berlín Café.

Joaquín Carbonell, el más parecido a Brassens de los cantautores españoles que adquirieron notoriedad durante la Transición, regresa esta noche a una pequeña sala de Madrid (Jazville. Jesús Aprendiz, 18, 21.30. 10 euros) para desgranar en la intimidad sus canciones conmovedoras y sobrias.

MÁS INFORMACIÓN

Si se prefiere el estruendo, el cartel del fin de semana ofrece varias posibilidades: desde las 16.30 de esta tarde, un festival metalero congrega en But (Barceló, 11) a un montón de bandas de Europa. Todas ellas allanando el terreno de un fin de fiesta más que apabullante con los finlandeses Korpiklaani (16.30, 32 euros), abanderados del metal histriónico europeo desde la década de los ochenta. En el mismo lugar, mañana a las 21.00 (25 euros) el estruendo se vuelve rapero con el grupo de Nueva Orleans (no todo es jazz, blues, cajun y zydeco en la desembocadura del Misisipí) que responden al inquietante nombre de Suicideboys. Y esta noche (Mon. Hilarión Eslava, 36. 21.30), la electrónica más bailable llega con los belgas Front 242, que llevan también desde los ochenta dándole a la instrumentación digital.

El gran Tomasito y su iconoclasta manera de entender el cante y baile flamenco, pero siempre desde el respeto, recala (mañana, 21.00) en Joy para repasar los grandes éxitos de su carrera, que ha recopilado en su último disco Ciudadano gitano. Algo de flamenco hay también en la propuesta de De Mar a Mar (hoy, Espacio Ronda, 20.30), aunque con una visión más genérica hacía los ritmos de las dos orillas del Mediterráneo, no en vano es un trío formado por dos instrumentistas, el sudanés Wafir Gibril y el francés Vincent Molino, que compartieron proyectos como Radio Tarifa o La Banda Morisca, y la cantante alicantina Blanca Paloma. La nueva propuesta del festival Madrid es Negro, que está a punto de concluir su octava edición, es llevar mañana a El Sol (Jardines, 3. 22.00. 12 euros) a la cantante bilbaína Noa Lur, una de las voces femeninas que está renovando el jazz nacional.

Pensando en públicos familiares, el dúo burgalés Fetén Fetén actúa el domingo por la tarde en el Café Berlín (17.00. 10 euros; menores, 5 euros) con mucho de didáctico. Esta noche (23.00. 14 euros), en el mismo escenario, estará el combo del clarinetista cántabro Nacho Mastretta. Música instrumental siempre en busca del lado positivo de la vida.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información