Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esquerra urge a formar Govern para evitar nuevas medidas de Rajoy

Junts per Catalunya rechaza que la aplicación del 155 pueda presionar en las negociaciones

La exconsejera Clara Ponsatí, en el centro, se dirige a la casa de Puigdemont en Waterloo.
La exconsejera Clara Ponsatí, en el centro, se dirige a la casa de Puigdemont en Waterloo.

El deseo del Gobierno del PP de acabar con la inmersión lingüística podría servir de acicate al independentismo para acabar con sus diferencias y sellar un acuerdo que permita investir un presidente en el marco de la legalidad. Esquerra Republicana ha aprovechado este viernes la decisión de Rajoy para apremiar a Junts per Catalunya a acabar con el enfrentamiento que mantienen y formar cuando antes un “Govern efectivo” para evitar que medidas como esta se puedan extender.

El modelo escolar de Cataluña es uno de los temas que ha generado desde el restablecimiento de la democracia mayor consenso entre los partidos catalanistas, que ahora puede verse alterado por el anuncio del Gobierno de que el 25% de las clases se impartirán en castellano. La ausencia de Govern y la aplicación del 155 explican esa decisión y el independentismo quiere evitar que se extienda a otros ámbitos hasta ahora también intocables, como podrían ser TV3 y Catalunya Ràdio.

“Necesitamos un Govern efectivo cuanto antes para que el 155 no continúe planeando sobre las políticas que afectan a las personas de nuestro país y estamos trabajando incansablemente para que así sea”, aseguró el diputado de Esquerra Republicana en el Parlament Bernat Solé. En la misma línea, la diputada de ERC en el Congreso urgió a que Cataluña tenga un Govern “real” para quitarse de encima “la losa del 155” y recuperar el control de las instituciones catalanas.

Sin embargo, Junts per Catalunya leyó la situación de manera distinta y rechazó que las conversaciones con Esquerra para lograr un acuerdo se tengan que realizar bajo “una amenaza injustificada”. Eduard Pujol, portavoz adjunto de ese grupo parlamentario, sostuvo: “Hay que desvincular la amenaza de este nuevo artefacto [la inclusión de la casilla de castellano en la preinscripción escolar] contra uno de los pilares de la cohesión social y de la defensa de nuestra escuela del debate político para constituir Govern”,

Fuentes de Junts per Catalunya señalaron que confían en poder alcanzar un acuerdo con Esquerra en el plazo de dos o tres semanas para evitar que pueda aplicarse la medida anunciada por el Gobierno en contra de la inmersión lingüística.

Los obispos catalanes, con los presos

Los obispos de las 10 diócesis de Cataluña mostraron este viernes su “preocupación” por la situación de prisión preventiva de Oriol Junqueras, Joaquim Forn, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y reclamaron “una reflexión serena” sobre su encarcelamiento y que se consideren “las circunstancias personales de los afectados”. En un comunicado conjunto aprobado en una reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense, los obispos aseguran que “en Cataluña existe un problema político de primer orden” y piden al Parlament que “actúe con sentido de responsabilidad para con todos los colectivos del país, y especialmente los más necesitados de superar las consecuencias de la crisis institucional, económica y social”.

Reunión en Waterloo

Las negociaciones se reanudaron el pasado miércoles pero están congeladas a la espera del desenlace de las declaraciones previstas para la semana próxima en el Tribunal Supremo de diferentes líderes independentistas. El primer obstáculo que hay que superar es que Puigdemont se avenga a admitir que nunca podrá ser reelegido en el cargo porque eso implicaría volver a la senda del enfrentamiento con el Gobierno del PP y conllevaría consecuencias judiciales para más personas, algo que Esquerra Republicana descarta por completo.

La alternativa podría pasar por celebrar a finales de mes un acto solemne en Bruselas para oficializar el estatus de Puigdemont de cara a la próxima legislatura y, en paralelo, despejar el horizonte para investir a un presidente efectivo. Queda por saber quién y sobre ese nombre existen todo tipo de quinielas.

Puigdemont y los cuatro exconsejeros huidos en Bélgica se reunieron este viernes con sus abogados en la casa alquilada por el expresident en Waterloo para coordinar sus defensas jurídicas. Al encuentro acudió también el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, que es miembro de la defensa de Puigdemont, así como el mosso que suele acompañar al expresidente y su consejero personal, el empresario Josep Maria Matamala.

Mientras, el grupo parlamentario de Catalunya en Comú-Podem registró este viernes en el Parlament una propuesta de resolución a la Mesa de la Cámara para “afirmar la soberanía” de la institución y someterla a votación cuanto antes. La idea responde, según Xavier Domènech, líder de los comunes, a la “urgencia” generada tras el anuncio del Gobierno sobre la inmersión lingüística y la necesidad de “iniciar un debate público, abierto y transparente ante la ciudadanía que evalúe los diferentes posibles escenarios de salida al bloqueo”, como apuntó su portavoz, Elisenda Alamany.