Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una anciana, a juicio por asesinar a su hijo discapacitado

El fallecido era minusválido mental y de movilidad, ciego, sordo y mudo

Una ambulancia del Summa, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Una ambulancia del Summa, en una imagen de archivo.

María Luisa M. B., una mujer de 83 años, se enfrenta a partir del viernes a una petición del fiscal de seis años de prisión, al haber sido acusada de haber matado a su hijo discapacitado de 64 años. Según el escrito del ministerio público, la mujer le suministró un cóctel de medicinas para asesinarlo. Ella también intentó suicidarse con este líquido, pero su hija llegó a casa y logró que sobreviviera.

Según el escrito de acusación, el supuesto asesinato se produjo el 26 de noviembre de 2015 en Torres de la Alameda, cuando la mujer tomó la decisión de matar a su hijo. Este dependía totalmente de la madre, ya que sufría una minusvalía mental, falta de movilidad y era ciego, sordo y mudo. Aparte, tenía otro hijo de 59 años también con discapacidad física parcial. La mujer, que tenía las facultades volitivas y cognitivas muy afectadas, había empeorado en su estado de salud como consecuencia de su avanzada edad. Tampoco tenía las capacidades físicas para seguir cuidándolo. Para evitar que nadie asumiera esa carga cuando ella faltase, decidió matar a su hijo y a ella misma, según el fiscal.

Vació en un recipiente hasta 16 envases de medicamentos que había acumulado en los últimos días: daflon (favorece la circulación sanguínea), trazodona deprax (un antidepresivo), ibuprofeno (un antiinflamatorio), tramadol paracetamol (un analgésico), urbason (inmunodepresor y antiinflamatorio) y dexkeptoprofeno enantyum (otro analgésico).

La acusada los trituró y vertió el contenido en dos vasos de cristal. Dio a beber uno de ellos a su hijo “sin que el mismo tuviera posibilidad de conocer su contenido”, según la acusación. Después, María Luisa se tomó el otro. Ambos entraron en un estado de inconsciencia por intoxicación. La hija los encontró tumbados en las camas del dormitorio de la vivienda.

Hemorragia cerebral

Los dos fueron trasladados al servicio de urgencias del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. El hijo de María Luisa falleció a las tres de la tarde del 27 de noviembre de 2015, tras sufrir una hemorragia cerebral por la ingesta del cóctel de medicamentos.

El fiscal aprecia que la mujer cometió un asesinato con alevosía, en el que concurre la eximente incompleta de alteración psíquica y la agravante de parentesco. Un jurado popular se encargará de decidir si es culpable o inocente. Además de los seis de prisión, el ministerio público solicita otros seis años de internamiento en un centro médico para tratar su alteración psíquica.