Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hotel Ritz de Madrid cerrará hasta finales de 2019 para su renovación

Una parte de los trabajadores serán reasignados y a otra se le aplicará un expediente de regulación temporal de empleo

Fachada del hotel Ritz de Madrid, en una imagen de archivo.
Fachada del hotel Ritz de Madrid, en una imagen de archivo.

El hotel Ritz de Madrid cerrará al público el próximo 28 de febrero para acometer una profunda reforma que costará 99 millones de euros y que se espera que esté acabada a finales de 2019, según ha informado en un comunicado el grupo Mandarin Oriental, que gestiona desde 2015 del emblemático establecimiento de lujo abierto hace más de un siglo en la capital. Durante el tiempo que esté cerrado, una parte de sus 245 trabajadores serán reasignados a otras tareas (algunos en otros hoteles del grupo) y otra, aún sin cuantificar, irá al paro mediante un expediente de regulación temporal de empleo, explica el director general de Ritz Madrid, Christian Tavelli.

El primer gran hotel de lujo de Madrid, construido en 1910 bajo el impulso del rey Alfonso XIII y el control de la familia Marquet, de origen belga y dueña también durante años del hotel Palace, va a estar cerrado durante algo menos de dos años. La cadena de hoteles de lujo Mandarin Oriental, que gestiona el Ritz de Madrid desde que lo comprara por 130 millones de euros en 2015 junto a la firma de inversión árabe Olayan, ya anunció desde el primer momento su intención de acometer una reforma. Aunque finalmente los trabajos comenzarán en 2018, en lugar de 2017, costarán 99 millones (nueve más de lo previsto inicialmente) y cerrarán completamente el establecimiento al público (los dueños se plantearon no tener que hacerlo acometiendo la reforma por partes).

Hasta que se reabra el hotel, sus 245 trabajadores tendrán distintos destinos, según explica por teléfono su director general, Christian Tavelli: una parte formará un equipo que seguirá trabajando en Madrid para preparar la reapertura; otra parte irá a trabajar a alguno de los otros hoteles que el grupo Mandarin tiene repartidos por 21 países de todo el mundo; y otra será enviada al paro mediante un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Tavelli, que asegura que aún no sabe cuántos empleados engrosarán cada uno de los grupos, añade que a los que estén finalmente afectados por el ERTE se les ofrecerá participar en programas de formación hasta que que llegue la hora de su reincorporación.

Por lo demás, la renovación, en la que participan el arquitecto español Rafael de La-Hoz y los diseñadores franceses Gilles & Boissier, prevé reducir el número de habitaciones (de 137 a 106) para aumentar el de suites (de 30 a 47; la Real tendrá 188 metros cuadrados), reinstalar la cubierta de cristal que ocupaba el centro del hotel cuando se inauguró y trasladar el restaurante principal a su espacio original, con acceso directo a la terraza, según informa la empresa. Además, asegura que la renovación conservará "el exclusivo carácter" del edificio, "enmarcado en el estilo Belle Époque" y situado en la plaza de la Lealtad, entre la fuente de Neptuno y los museos del Prado y Thyssen-Bornemisza. Asimismo se añadirán candelabros de cristal, pinturas antiguas, frescos y esculturas, se restaurarán todas las salas de reuniones y habrá un gimnasio y una piscina cubierta, con spa.

"Durante más de 100 años, El Ritz ha sido un icono de esta vibrante ciudad. La amplia renovación, combinada con el servicio ejemplar de Mandarin Oriental, está diseñada para asegurar su posición como uno de los hoteles más legendarios del mundo", ha afirmado James Riley, director ejecutivo de Mandarin Oriental Hotel Group.

Una habitación en el Ritz de Madrid cuesta (tomando como referencia las tarifas para esta noche) entre 303 euros y 4.840 euros.

El grupo Mandarin Orienta, cadena especializada en gran lujo con sede en Hong Kong, gestiona 31 hoteles y ocho residencias en 21 países, entre ellos, el Mandarin Oriental de Barcelona. Junto a él, la otra mitad del Ritz de Madrid pertenece a Olayan, un gran grupo familiar de Arabia Saudí, fundado en 1947, con inversiones industriales, comerciales e inmobiliarias. Es el grupo que reintrodujo la Coca-Cola en Arabia Saudí en 1988 y es dueño de la embotelladora en dicho país.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información