Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mandarin y Olayan pagan 1,5 millones por cada habitación del hotel Ritz

Los compradores invertirán 90 millones en la reforma prevista en 2017 y reducirán el número de habitaciones

Una reforma por todo lo alto. Los nuevos compradores del hotel Ritz de Madrid, el grupo asiático Mandarin y el saudí Olayan, prevén invertir 90 millones en una reforma prevista para 2017 que transformará el histórico hotel madrileño, inaugurado en 1910, y por el que han pagado, además, 130 millones de euros para su compra, un precio que hoy ha confirmado oficialmente el grupo asiático.

Los dueños recién llegados harán un nuevo spa y restaurantes y bares dentro del Ritz

Entre los objetivos de la reforma está reducir el número de habitaciones para contar con más suites, con las que poder garantizar un servicio de gran lujo y cobrar por él en consecuencia. Mandarin ya gestiona un hotel en Barcelona que, según fuentes del sector, tiene el ingreso medio más alto por habitación de toda España.

"La renovación abarcará todas las habitaciones y zonas comunes, beneficiándose además de un nuevo spa y diversos restaurantes y bares, todos ellos diseñados y concebidos para mejorar el posicionamiento de la propiedad", ha explicado el la empresa asiática en un comunicado. Ya los anteriores socios eran conscientes de la necesidad de hacer una renovación del inmueble, pero había ciertas discrepancias al respecto.

Detalle del interior del hotel Mandarin Oriental de Barcelona, del mismo grupo que ha comprado el Ritz de Madrid ampliar foto
Detalle del interior del hotel Mandarin Oriental de Barcelona, del mismo grupo que ha comprado el Ritz de Madrid

Si se tiene en cuenta la reducción del número de habitaciones y el dinero pagado por la adquisición más la futura reforma, la inversión total supone 1,5 millones por cada habitación, un récord en Europa, según fuentes conocedoras de la operación. En la actualidad, el hotel tiene cerca de 170 habitaciones (incluyendo las suites) y su número se reduciría por debajo de 150.

Mandarin y los Olayan compartirán la propiedad del Ritz al 50%, pero será el grupo asiático el que se encargue de la gestión con un contrato a largo plazo. Está especializado en establecimientos de gran lujo. Mandarin financiará su parte de la compra con reservas propias del grupo, "y la renovación se financiará a través de una apropiada combinación de capital y deuda", ha explicado.

"Estamos muy contentos de unirnos a Olayan en este proyecto, que presenta una gran oportunidad de ampliar nuestra cartera en una de las capitales europeas clave", ha expresado Edouard Ettedgui, director ejecutivo del Grupo Mandarin Oriental, también en un comunicado. “Este hermoso establecimiento complementará nuestro galardonado hotel en Barcelona. Ambos se podrán beneficiar de la recuperación económica del país", ha añadido.

Muchos cambios de manos

El hotel ha sido vendido por Alicia Koplowitz (a través de Omega Capital, la firma gestionada por Óscar Fanjul) y el grupo hotelero Belmond (antes llamado Orient Express). Ambos inversores compraron al 50% el hotel en 2003 por 122 millones (tras los ajustes de precio) a Nomura. A su vez, la firma japonesa se lo compró al grupo Granada Compass en 2001.

Mandarin es un gigante asiático de los hoteles de lujo fundado en 1963 en Hong Kong, donde estableció su primer hotel. La firma tiene hoteles de gran lujo en Macao, Barcelona, Las Vegas, Nueva York, Boston y Praga, entre otras ciudades. La firma llevaba tiempo interesada en abrir en Madrid tras el éxito de su establecimiento en Barcelona. En total opera cerca de 11.000 habitaciones en 44 hoteles abiertos o en proceso de apertura. Está en 24 países, de los cuales 20 están en Asia, 9 en América y 15 en Europa, Oriente Medio y el Norte de África. El grupo también gestiona —o prevé inaugurar en breve— hasta 15 Residencias de Mandarin Oriental, todas ellas integradas en las propiedades del grupo.

El grupo Olayan es un gran grupo familiar de Arabia Saudí, fundado en 1947. Es el grupo que reintrodujo la Coca-Cola en Arabia Saudí en 1988 y es dueño de la embotelladora en dicho país. También es socio local de Colgate-Palmolive, Nabisco, Kimberly-Clark y Mondelez, entre otras compañías. Asimismo, tiene negocios de bienes de equipo, construcción y servicios industriales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información