Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio a un hombre que agredió con un machete a un vecino por pisar su finca

La fiscalía pide seis años de prisión para el acusado y ocho de alejamiento de la víctima, a la que tendrá que indemnizar por secuelas físicas y estéticas

J.R.F.V., de 60 años y sin antecedentes penales, será juzgado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra, acusado de agredir con un machete y una piedra a un vecino con el que mantenía un conflicto por los lindes de sus fincas en la localidad de Bueu.

La fiscalía solicita para el acusado una condena de seis años de prisión por un delito de lesiones y otros ocho de alejamiento de la víctima, a la que no podrá acercarse a menos de 120 metros. También pide el fiscal que el acusado indemnice a su vecino con 22.300 euros como consecuencia de los daños físicos y estéticos por las heridas recibidas y al Sergas, por la asistencia sanitaria en una cuantía que será determinada en la sentencia.

La agresión tuvo lugar el 1 de marzo de 2016, en torno a las cuatro de la tarde, cuando el acusado paseaba por su propiedad y observó que su vecino estaba pisando sus lindes, una finca en el lugar de Vilar-Outeiro, en Bueu, por los que ambos estaban enemistados desde varios años antes.

Según el relato de los hechos que hace la fiscal Emma Doval en su escrito de acusación, el acusado agarró entonces un machete y se acercó a su vecino por detrás, y tras tocarle en un hombro se abalanzó sobre él. A continuación se produjo un forcejeo cuando la víctima intentó sacarle el machete, por lo que ambos cayeron al suelo, quedando el agredido debajo del acusado.

Una vez que J.R. logró inmovilizar a su vecino, agarró una piedra y comenzó a darle repetidos golpes en la cabeza, mientras también le metía los dedos en los ojos y le decía: “No pisarás más mi finca”. Los gritos de la víctima pidiendo auxilio fueron escuchados por otro vecino que en esos momentos estaba trabajando en una finca cerca de allí. Este acudió a socorrer al herido mientras el procesado soltó el machete y la piedra y dejó a la víctima en el suelo.

Según los informes periciales, a consecuencia de los golpes recibidos, el hombre sufrió una herida inciso contusa en la zona occipital y en el cuello, además de una hemorragia en el ojo derecho por perforación ocular, daños en el derecho, con pérdida de la capacidad visual, y cortes en una mano. También se le apreció un traumatismo craneal leve y otro cervical, además de un estrés agudo. Debido a las lesiones recibidas, estuvo hospitalizado quince días para recuperarse de las intervenciones quirúrgicas y precisó otros 142 para seguir un tratamiento, aunque le han quedado secuelas visuales por las que todavía requiere atención.

En concepto de responsabilidad civil, el procesado deberá indemnizar a la víctima con la cantidad de 7.300 euros por las lesiones causadas, mientras que por las secuelas, perjuicio personal y daños estéticos que le ha causado, el importe estimado que deberá pagar el acusado es 15.000 euros que se verán incrementados por los intereses de demora.