Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Poner fin al “ostracismo” de Manuel de Pedrolo

Un año de actividades, reediciones de libros y digitalización de parte de la obra del escritor catalán en el centenario de su nacimiento

Adelais Pedrolo, Anna Maria Villalonga y Laura Borràs en la presentación del Any Pedrolo.
Adelais Pedrolo, Anna Maria Villalonga y Laura Borràs en la presentación del Any Pedrolo.

Era radicalmente ateo, radicalmente anticapitalista, radicalmente antiautonomista –declarado independentista en un tiempo en el que no era tendencia- y tan transgresor que la obra y creatividad de Manuel de Pedrolo no fue suficientemente valorada en su tiempo: “La celebración del año servirá para acabar con su ostracismo y que se valore su papel en la literatura catalana del siglo XX”, sostenía la profesora de la Universidad de Barcelona y crítica literaria Anna Maria Villalonga,  comisaria del Any Pedrolo en la presentación de los múltiples actos organizados por la Institució de les Lletres Catalanes y el departamento de Cultura de la Generalitat. Manuel de Pedrolo, que nació en Aranyó (Segarra) en 1918 y falleció en Barcelona en 1990, fue uno de los escritores más prolíficos de la historia de la literatura catalana. Lo fue en casi todos los géneros: teatro, poesía –incluyendo la poesía visual-, narrativa breve, novela –más de 70 títulos-, diarios, informes y artículos de prensa.

Las grandes citas

-Digitalización manuscritos del fondo Pedrolo

- Creación Espacio-Museo en Tàrrega

- Festivales Literarios: Tiana Negra, BCN Negra, Febrer Negre, Les Borges Negres, 7Lletres, El Segre de negre...

- Simposios universitarios: Vigencia de Manuel de Pedrolo (UAB) y Manuel de Pedrolo, una mirada oberta (UB).

- Homenaje en la Generalitat. Fecha a determinar

Todo ello siempre escrito en catalán, nunca utilizó el castellano, y con un posicionamiento personal muy radical con rotundos alegatos independentistas que serpentean su obra “y que ahora resultan de rabiosa actualidad”, como ha dicho Laura Borrás, directora de la Institució de les Lletres Catalanes. El Any Pedrolo pretende visualizar la ingente obra del escritor más allá del Mecanoscrit del segon origen, su novela de ciencia ficción más leída y vendida, y la policíaca Joc Brut. La ciencia ficción y el género negro, pero también el teatro de lo absurdo, la novela erótica y el ensayo tuvieron cabida en la extensa obra de Pedrolo que, además, tradujo a escritores contemporáneos ingleses y franceses –como John le Carré, Friedrich Dürrenmatt o Georges Simenon- con novelas que incorporó a la colección La Cua de Palla (Edicions 62) que dirigió entre 1963 y 1970.

“Su ritmo de escritura y de creatividad tropezó con la censura del régimen franquista y ése es uno de los motivos de que una importante parte de su obra no se haya conocido suficientemente”, explicaba la comisaria del Any Pedrolo que reconocía, también, que el autor fue controvertido en su tiempo: "hay gente que dice que no le gustaba nada".

Laura Borràs, deja la ILC

Pedrolo, por la mañana, y Panikkar, por la tarde, fueron los últimos actos que contaron con Laura Borràs como directora de la Institució de les Lletres Catalanes (desde 2013). Deja el puesto para ser diputada por Junts per Catalunya, lista en la que concurrió con el número 5. Borràs era ya una apuesta de futuro para el consejero de Cultura Ferran Mascarell para sucederle en el cargo, opción que ahora podría materializarse en el nuevo Govern.

La censura fue la causante de que muchas de sus novelas se publicaran años después de que Pedrolo las escribiera. Pasó con Cendra per Martina que fue escrita en 1952 pero no se publicó hasta 1967, o la tetralogía La terra prohibida, escrita en 1957 y publicada 20 años más tarde. Precisamente la celebración del centenario del nacimiento del escritor ha sido el detonante para la reedición de 23 de sus títulos por editoriales como Comanegra, Sembra Llibres o Pagès. Nueve de ellos se volvieron a publicar el año pasado, entre ellos Milions d’ampolles buides, Tocats pel foc o El principi de tot. “Prueba del interés que hay en la celebración del Any Pedrolo es que muchas editoriales ya hayan reeditado títulos un año antes”, apuntaba la comisaría. Otras 14 volverán renovadas a lo largo de este año, entre ellas una inédita que publicará Comanegra y un Manual de Pedrolo, una antología de sus textos de ficción y no ficción que editará Amsterdam. También a lo largo de 2018 se publicará una biografía sobre él y un libro sobre los textos e informe que hacía para las editoriales.

Una de las actividades principales del año será la museización de la casa del autor en Tàrrega (Lleida) que se sumará al Espai Pedrolo que se encarga de custodiar y conservar el archivo del fondo documental y la divulgación de Pedrolo en su faceta más personal y literaria, una actividad que desarrolla la Fundació Pedrolo que nació a impulso de su hija, Adelais, en 2005. Ella reivindica la figura de su padre que entiende que no ha sido suficientemente reconocida: ”hasta ahora su reconocimiento ha sido popular, probablemente porque su literatura era de emociones, transgresora y eso molestaba al sistema”.

Festivales literarios, exposiciones, espectáculos teatrales y dos simposiums de la Universitat Autònoma de Barcelona y de la UB se encargarán de abordar el valor de la obra del escritor y de su vigencia a lo largo de este año.  Parte de su fondo documental, alrededor de 20.000 páginas, serán digitalizados por la Càtedra Màrius Torres de la Universidad de Lleida y 25.000 páginas del Fondo Pedrolo para que puedan ser consultadas por internet. “Es importante que las conmemoraciones de este tipo dejen algo tangible, más allá de los festivales y exposiciones que se puedan organizar, porque al fin y al cabo cuestan un esfuerzo”, ha apuntado Borràs. La partida de Cultura para el Any Pedrolo es de unos 50.000 euros.