Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A juicio por suplantar a un empresario para cobrar 224.000 euros de mejillón de Nueva Zelanda

El fiscal pide para el acusado cinco años de prisión por estafar al hombre para el que hizo de intermediario

Bateas de mejillón en la ría de Arousa.
Bateas de mejillón en la ría de Arousa.

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra con sede en Vigo juzgará este martes al acusado J.V.D.R. por hacerse pasar por el propietario de una empresa de importación de moluscos para quedarse con los beneficios de la venta de dos partidas de mejillón, valoradas en 224.000 euros, que procedían de Nueva Zelanda. La fiscalía pide que sea condenado a cinco años de prisión, al pago de 3.300 euros de multa y a devolver la cantidad estafada al empresario de Vigo que le había contratado de intermediario en la operación.

Según el relato de la fiscal del caso, el acusado, sin antecedentes penales, actuó como representante de la empresa Mar S. SLU y mandatario verbal de la mercantil Bacalaos E. S.A para hacer de intermediario en la compraventa de mejillón procedente de Nueva Zelanda entre mayo y julio de 2012. Cuando consiguió un comprador para la mercancía previamente adquirida a Bacalaos E. SA, concretamente dos partidas, una de 20 toneladas y otra superior a las 21.000, y la carga llegó al puerto de Vigo, al muelle de Guixar, donde permaneció en una empresa frigorífica, el acusado hizo creer al comprador que era el verdadero titular de la mercancía.

Así, y “para obtener un inmediato y rápido beneficio”, señala el Ministerio Fiscal, falsificó varios albaranes y facturas para aparentar ser el propietario del envío, documentos con los que vendió ambas partidas de mejillón a dos empresas que le pagaron 108.898 euros, por el primer cargamento, y 115.171 euros por el segundo. Como responsable civil, pide la fiscalía que el acusado y la mercantil Mar S. SLU indemnicen a la empresa del perjudicado B. Eguillor S.L. el importe de ambas partidas con los intereses de demora desde que se dicte sentencia.

Suplantación en un banco

También en la sección cuarta de la Audiencia de Pontevedra arrancó este lunes el juicio contra una mujer acusada de hacerse pasar por otra en una sucursal bancaria de Vigo para apropiarse de 12.000 euros de su cuenta. La fiscalía pide que sea condenada a tres años de prisión, el pago de 2.160 euros de multa y la devolución del dinero estafado

La acusada, M. G. A., con antecedentes penales por un delito de falsificación documental, en enero de 2015, después de sustraer el documento de identidad de otra mujer, acudió a una entidad bancaria en Vigo y abrió una cuenta falsificando su firma. Al día siguiente, con otro DNI robado, se hizo pasar por su titular y realizó una transferencia por importe de 12.000 euros a la cuenta que había abierto el día anterior.

Además, el mismo día y en otras oficinas del mismo banco en Vigo, se hizo con otros 12.000 euros de la misma titular. En la primera sucursal retiró 6.000 euros de la cuenta, y luego se dirigió a otras dos donde logró cobrar 3.000 euros en cada una. La entidad, finalmente, restituyó a la cliente estafada los 12.000 euros que se había transferido la acusada.