Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez Mato cede ante Carmena y Montoro y recorta el gasto

El concejal de Economía, que amagó con incumplir la Ley de Estabilidad, acepta el acuerdo con Hacienda sobre las cuentas de 2018

Carlos Sánchez Mato con la alcaldesa Manuela Carmena.
Carlos Sánchez Mato con la alcaldesa Manuela Carmena.

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este viernes el plan económico y financiero (PEF) para ajustar el gasto en este y el próximo año. El concejal de Economía, muy crítico con el techo de gasto, y que ha amagado con no cumplirlo, ha cedido ante el Ministerio de Hacienda. Según ha podido saber EL PAÍS, Sánchez Mato ha sido quien ha propuesto a la junta de gobierno el plan de ajuste, cediendo así también ante la alcaldesa Manuela Carmena, quien quiso zanjar el conflicto con Montoro. "Naturalmente" el PEF lleva la firma del delegado de Hacienda, ha asegurado Carmena.

El pulso con Hacienda puede considerarse ahora casi cerrado. Después de dos años protagonizados por la pugna de Sánchez Mato, de Izquierda Unida, contra Montoro, el Ayuntamiento de la capital ha decidido cumplir con los requerimientos de Hacienda. Y ha sido el propio delegado de Economía quien ha llevado a la junta el documento, acatando así todas las medidas previstas para reconducir la senda de gasto.

Con el PEF votado este viernes en junta de gobierno (con un día de retraso respecto a lo previsto) el gobierno de Ahora Madrid se compromete a reducir el presupuesto de 2018 en 240 millones para cumplir con el techo de gasto. Asimismo, recogerá los recortes ya acordados este año (las cuentas municipales se redactan en función de las cifras del año anterior). A cambio, Hacienda flexibilizará sus exigencias para este año y se compromete, tras la aprobación del PEF en el pleno, a retirar la intervención sobre las cuentas locales actualmente sometidas a tutela semanal.

Por otro lado, el Ayuntamiento prevé que en las arcas municipales se registre en 2018 un ingente remanente de tesorería. Este dinero (que podría superar los 500 millones de es año, en un presupuesto de más de 4.000), se podrá usar para financiar inversiones financieramente sostenibles. Estas inversiones están sujetas a limitaciones temporales (deben ejecutarse en un año) y técnicas (no deben incluir gastos añadido para los años venideros). El gobierno de Manuela Carmena espera aprobar sus presupuestos en el próximo mes de enero.

Madrid "recobra toda su normalidad", ha comentado Carmena. La alcaldesa ha explicado que, pese a tener una interpretación diferente de la regla de gasto, el gobierno municipal ha aprobado un PEF que cumple la norma siguiendo "rigurosamente las instrucciones del Ministerio". Por su parte, Sánchez Mato, quien recientemente ha criticado la regla de gasto en Bruselas, ha defendido la "buena gestión" del gobierno local y la "capacidad de evitar situaciones lesivas para la ciudad de Madrid", aunque ha calificado de "ataque político" la actuación de Montoro.

El portavoz de economía del PP en el Ayuntamiento, Íñigo Henríquez de Luna, ha pedido la dimisión del edil. Según Henríquez de Luna el delegado de Economía ha sido "intervenido" por la alcaldesa, quien desde meses ha llevado adelante las negociaciones con Hacienda. El concejal de Ciudadanos, Miguel Ángel Redondo, ha hablado de "absoluto caos" y los socialistas critican tanto la gestión municipal como la actuación de Montoro.

Protesta de los anticapitalistas

EP

Anticapitalistas, IU o Ganemos han firmado este viernes un manifiesto en el que señalan que claudicar ante el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, con un nuevo Plan Económico-Financiero (PEF) que previsiblemente se aprobará definitivamente este lunes con luz verde del departamento ministerial, es un "error político" al que se opondrán de manera "organizada y en la calle".

'Madrid dice 'no' a Montoro', el manifeisto adelantado por Europa Press, es firmado por la plataforma Madrid No se Toca, de la que forman parte Anticapitalistas, CGT-STAP, el comité de empresa del Ayuntamiento de Madrid, La Comuna - Expresos del franquismo, Ecologistas en Acción, FRAVM, Ganemos Madrid, Instituto DM, Izquierda Revolucionaria, Izquierda Unida Madrid Ciudad, Plataforma por la Remunicipalización y La Villana.

"Quien priorice la obediencia a Montoro sobre el compromiso electoral estará cometiendo un error político al que nos opondremos organizadas y en la calle", recoge el manifiesto, que añade que "claudicar ante las exigencias de Montoro significa renunciar al cambio político que propició en 2015 la llegada al gobierno municipal de Madrid y otras ciudades de una candidatura que prometió gobernar para las vecinas y vecinos".

En el texto se recoge que la Junta de Gobierno ha aprobado un nuevo PEF "que cumple con los recortes impuestos por el Gobierno central para los presupuestos de 2017 y siguientes. Las consecuencias de aceptar esta "injerencia en la autonomía municipal" serían la reducción de las inversiones previstas para 2018, con decenas de proyectos nuevos y otros de arreglos que no van a poder materializarse, o la "reducción en transferencias corrientes, es decir, muchas ayudas a familias con necesidades o subvenciones comprometidas, sin poder cumplirse".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram