El Ayuntamiento de Madrid mantiene el reto a Hacienda con unos presupuestos que rompen el techo de gasto

El Consistorio presenta unas cuentas para 2017 que aumentan un 5%, hasta los 4.702 millones

Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.
Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de Madrid, y el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato.AYUNTAMIENTO DE MADRID

El Ayuntamiento de Madrid presentó este jueves su proyecto de presupuestos para 2017, que prevé incrementarlos en 215 millones, hasta los 4.702. Este aumento está destinado a ampliar el gasto social. Según los cálculos municipales, se financiaría con el incremento de "regularizaciones fiscales". Sin embargo, el planteamiento no satisface al Ministerio de Hacienda, que hizo pública una nota en la que afirmó que las cuentas del equipo que lidera Manuela Carmena (Ahora Madrid) "no pueden ser aprobadas, entre otras cosas, porque prevén una ruptura de su techo de gasto de 2014 y 2017 de cerca de 700 millones". La regla de gasto establece el desembolso permitido a los entes locales, de acuerdo con la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

Los presupuestos del gobierno municipal de Ahora Madrid pretenden desarrollar políticas públicas en torno a cuatro ejes: el incremento del gasto social dentro de un "sistema social más equitativo y justo"; una "perspectiva de género" que evalúe el "impacto" de los presupuestos; más dinero para los distritos y la cesión de 60 millones para presupuestos participativos, en los que la ciudadanía podrá expresar sus preferencias.

Solo para políticas sociales, el Ayuntamiento de la capital prevé gastar casi 800 millones, un 53% más que cuando gobernaba Ana Botella (PP). Entre ellas están la promoción, conservación y rehabilitación de la vivienda (casi 200 millones); planes para fomentar la igualdad entre mujeres y hombres (más de 17 millones); apoyos a personas mayores, familias e infancia (más de 300 millones). El incremento total de esta partida sería del 21,78% con respecto a 2016, aunque se reducirán los fondos para los planes de barrio en casi cuatro millones de euros.

Más información

También crecerá el gasto de las áreas de gobierno, donde destaca el incremento del Área de Coordinación territorial y asociaciones, que manejará 63,2 millones (un 3.520% más con respecto a 2015); y coordinación general de la alcaldía, con 34,2 millones (un 349% más). El equipo de gobierno pretende otorgar más dinero a los distritos, hasta un 12,8% más. El incremento se notará sobre todo en los distritos de Latina, Puente de Vallecas y Villaverde, cuyas juntas podrán disponer, de llevarse finalmente al cabo este proyecto, de más de 40 millones. Otras zonas, como Retiro, Salamanca, Chamberí, Barajas y Chamartín, tendrán a disposición menos de 20 millones.

Por otro lado, la deuda municipal se reducirá de aquí a 2019 en un 52% con respecto a la que dejó el gobierno del PP. De momento, el Consistorio ha abonado más de 1.300 millones de euros en pago a las entidades financieras. Parte de esta cuantía corresponde a unos 200 millones del remanente de tesorería del año pasado que el Ayuntamiento no pudo gastar, y los 60 millones de inversiones sostenibles que tampoco se han podido realizar. Para que finalice el año, el equipo de gobierno está convencido de ejecutar más del 90% del dinero restante, que de no llevarse a cabo implicará otras automáticas amortizaciones.

"Todas las partidas crecen, salvo la de la deuda pública", resumió el concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, quien habló de "honradez" y "sentido común" para defender su planteamiento. Se trata de unas "cuentas ilusionantes", alegó, y manifestó su confianza en que el PSOE, socio de investidura de Ahora Madrid, las apruebe en diciembre.

Respuesta de Hacienda

Las primeras críticas llegaron, sin embargo, desde esta formación. Purificación Causapié, portavoz de los socialistas en el Consistorio, tildó el plan de "deficiente" y detalló que el documento "precisa de muchos cambios" para que su grupo pueda apoyarlo.

El Ministerio de Hacienda, que ya había criticado el plan económico y financiero de la ciudad durante los últimos meses, reiteró que de no aprobarse este documento, que implica correcciones al exceso de gasto del año anterior, los presupuestos no recibirán su visto bueno. "En caso de falta de presentación, de aprobación o incumplimiento del plan económico y financiero, se activan las medidas coercitivas que contempla la ley", anunció. Estas medidas preven multas, el envío de expertos o, incluso, la disolución de la corporación local.

"Legalmente, este proyecto tiene que aprobarlo la junta de gobierno y luego ser negociado con los grupos municipales. En todos esos hitos no entra el ministerio", sostuvo Sánchez Mato. El edil explicó que, en caso de que el plan económico y financiero sea rechazado, el Consistorio tiene un plan B, que no detalló. "Pero olvídense de que este proyecto de presupuestos no se vaya a aprobar. Este gobierno no va a aplicar los recortes que piden PP y Ciudadanos. No hemos venido para esto", afirmó.

Una auditoria medirá el impacto “de género” de los presupuestos

Por primera vez, el Ayuntamiento supeditará al control externo de un equipo de investigación de la Universidad Carlos III un estudio sobre el "impacto" de las políticas públicas en cuanto a la igualdad de género. Analizará las cuentas y seguirá su ejecución. Asimismo, detallará mecanismo correctivos a la hora de favorecer la igualdad entre hombres y mujeres. El departamento de Estudios de Género de la Universidad Carlos III se encargará del trabajo, pagado a través de contrato menor, por un importe de 7.000 euros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50