Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia anula el pacto entre el fiscal y Oriol Pujol y le envía a juicio

La Audiencia de Barcelona rechaza la conformidad en el 'caso ITV' porque no ha sido firmada por todos los acusados

El exdiputado de CDC Oriol Pujol, en una imagen de archivo.

Oriol Pujol Ferrusola deberá finalmente sentarse en el banquillo de los acusados por el caso ITV. El ex número dos de la extinta Convergència (CDC) había aceptado una pena de dos años y medio de cárcel tras alcanzar un pacto con la Fiscalía por el que aceptaba los hechos a cambio de evitar el juicio. La Audiencia de Barcelona, sin embargo, ha anulado ahora esa conformidad porque no ha sido firmada por todos los acusados en el caso ITV, que ha puesto al descubierto el pago de sobornos en deslocalizaciones industriales de Cataluña y el amaño de adjudicaciones públicas en los concursos de estaciones de la ITV.

Uno de los seis acusados, Josep Tous, presentó un escrito alegando que la conformidad alcanzada por cuatro de los acusados vulneraba su derecho de defensa. Se adhirió a sus argumentos Sergi Alsina, amigo íntimo de Pujol y gran beneficiado por intermediar en deslocalizaciones industriales de Sony, Yamaha y Sharp gracias a la influencia del dirigente político. En su escrito, Tous argumentó que si se presentaba al juicio con la confesión de quienes, presuntamente, le pagaron cantidades mensuales por interceder a favor suyo en el negocio de las ITV, sus posibilidades de resultar absuelto quedaban muy mermadas. La defensa de Tous recordó que no se permiten las conformidades parciales salvo en el caso de las personas jurídicas.

La oficina del jurado de la Audiencia de Barcelona le ha dado la razón. Pese a la conformidad de Pujol, de su mujer Anna Vidal y de los empresarios Ricard Puignou y Sergi Pastor, la magistrada concluye que no puede haber dos sentencias distintas sobre unos mismos hechos. "Al no haber mostrado su conformidad los seis acusados, el juicio debe continuar para todos ellos", razona. Como la conformidad se cerró aún en fase de instrucción, no hay una "previsión legal concreta" y la jurisprudencia indica, subraya la magistrada, que no puede ser parcial. Tous también había impugnado las escuchas telefónicas -que fundamentan buena parte de los indicios- pero la Audiencia de Barcelona no le da la razón en ese punto al considerar que los autos están sobradamente motivados.

La Fiscalía solicitaba inicialmente cinco años de cárcel para el hijo del expresidente catalán por tráfico de influencias y cohecho. Tras unas discusiones que se prolongaron meses, el pasado mes de julio cuatro de los acusados alcanzaron un pacto con la Fiscalía. Pujol aceptó dos años y medio de cárcel a cambio de aceptar los delitos de tráfico de influencias y cohecho. El fiscal pidió que los cuatro comparecieran para ratificar esa conformidad y que se dictara, de inmediato, una sentencia de conformidad. Con esa sentencia, pidió que los cuatro condenados declarasen, ya en calidad de testigos, en el juicio que sí iba a celebrarse únicamente contra Tous y Alsina. Al margen de su mujer, se trata de las dos personas de más confianza de Pujol en esta historia: a Tous le nombró como "mediador" de la Generalitat en el conflicto abierto entre empresas del sector de las ITV.

El hecho de que tenga que ir a juicio no significa, sin embargo, que vaya a afrontar una pena mayor. Si en el juicio se expresa en los mismos términos que recogía el pacto con la Fiscalía, lo previsible es que el ministerio público concluya también que Pujol debe ser condenado a los dos años y medio de cárcel pactados, explican fuentes judiciales.

Más información