Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias acusa a los independentistas de haber estafado a la ciudadanía con el procés

El líder de Podemos aboga en un mitin en Tarragona por un gobierno de izquierdas y de reconciliación

Pablo Iglesias y Xavier Domènech, esta tarde, en el mitin de Tarragona.
Pablo Iglesias y Xavier Domènech, esta tarde, en el mitin de Tarragona.

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, ha afirmado esta tarde en Tarragona que los partidos independentistas han “estafado” a la ciudadanía al propugnar la vía unilateral para conseguir la independencia de Cataluña. “Prometer caminos que en la práctica se traducen en dificultades para la gente es engañar a los ciudadanos”, ha afirmado el líder de la formación morada en su estreno en esta campaña en un mitin ante unas 500 persona en el barrio de Bonavista en Tarragona. Tras advertir que los dos bloques, el constitucionalista y el independentista, solo van a pedir el voto en base a “la venganza”, Iglesias ha propuesto una alianza de fuerzas progresistas entre secesionistas y los que no son para fraguar un gobierno de “reconciliación”.

Arropado por la candidata de Tarragona y de Xavier Domènech, Iglesias ha celebrado un acto en el que ha avalado ese ejecutivo de “conciliación” y ha lanzado un guiño a Esquerra al recordar que no olvida que, a diferencia del PDeCAT, les dio apoyo a su plan de impulsar una moción de censura contra Mariano Rajoy. No parece, sin embargo, que el plan seduzca a sus eventuales socios: Miquel Iceta le dio ayer un portazo y ERC no quiere alianzas con los socialistas. Iglesias en cualquier caso ha intentado tomar la bandera de la centralidad y la defensa de las políticas sociales y ha repartido críticas por igual tanto a los secesionistas -“¿Cuánto tardarán en nombrar a un presidente? ¿Cuándo va a ser el siguiente referéndum?”- como al bloque de partidos que ha defendido del 155. “Está la alternativa es la de extrema derecha” con Inés Arrimada de presidenta; Xavier García Albiol de vicepresidente e Iceta (Miquel) bailando entre los dos. Bailar no es el problema. El problema es hacerlo al son del PP y de Ciudadanos”.

Iglesias ha arrancado así su presencia en la campaña del 21-D en la que solo ha previsto otro mitin más el sábado en Barcelona. El perfil bajo contrasta con su asistencia masiva y constante en la campaña del 27-S de 2015 cuando realizó una decena de actos. No siempre estuvo acertado y fue muy criticado cuando extremó la campaña al arrastrarla a tintes indentitarios y pedir el voto a quienes no se avergüenzan de tener un abuelo “extremeño o andaluz”. En esta campaña ya se ha granjeado los reproches del independentismo tras acusarles de haber despertado “el fantasma del fascismo”. Hoy ha ido con pies de plomo: no ha realizado ninguna mención a ello ni tampoco al referéndum pactado con el Estado que tampoco puede cumplir.

Si en la campaña del 27-S Iglesias ejercía un enorme poder de atracción –era fácil que se congregaran 2.000 personas en los actos-, esta vez es de momento diferente. Tarragona es una de las circunscripciones donde los comunes confían en tener garantizado el escaño –no está claro ni en Lleida ni en Girona- y fueron 500. A Catalunya en Comú le cuesta defender su mensaje en una campaña tremendamente polarizada.Iglesias ha lamentado en ese sentido que los dos bloques vayan a pedir el voto en base a “la venganza” que implica excluir a la mitad de la población. Iglesias ha reconocido la complejidad del pulso y ha invitado a Iceta a la reflexión cuando ha planteado si alguien puede imaginarse a Juan Carlos Girauta como consejero pasando revista a los mossos o a Toni Cantó dirigiendo TV3. “¿No se pueden hacer una política de izquierdas y desatrancar la situación? ¿No tiene más sentido buscar una política entre progresistas?”, se ha preguntado. Tras recordar que su repulsa al 155 es incuestionable, Iglesias ha recordado que Podemos ha sido muy crítico con el Rey. "¿Para que sirve un jefe del Estado que se salta sus atribuciones constitucionales para pretender dar ordenes políticas?", ha concluido.

Bailar no es el problema. Es hacerlo al son del PP y de Ciudadanos", dice Iglesias sobre Miquel Iceta