Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda reclama 147 millones a TV-3 por el conflicto del IVA

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales calcula que la enmienda a la ley del IVA costará además 20,4 millones anuales

Las instalaciones de TV3 en Sant Joan Despí.
Las instalaciones de TV3 en Sant Joan Despí.

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) cifra en 167,4 millones el coste de la reclamación del Ministerio de Hacienda por el conflicto del IVA. Hacienda abrió, los pasados 31 de octubre y 9 de noviembre, actas de inspección para reclamar las deducciones del IVA efectuadas entre 2015 y 2017, de 147 millones. A ello se suman 20,4 millones previstos para 2018. La petición se basa en un cambio en la interpretación de la ley, de modo que se considera que los medios no son entes públicos singulares al tener también actividad comercial.

El conflicto por el IVA que Hacienda reclama a la televisión pública catalana empezó en 2013, cuando el Ministerio dirigido por Cristóbal Montoro cambió la interpretación de la ley de Hacienda siguiendo la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Fuentes del Ministerio explican que no se está haciendo una excepción con Cataluña, ya que la nueva interpretación no solo afecta a los medios públicos catalanes, sino que el fisco también ha abierto actas a otras televisiones autonómicas o locales, y a museos y otras instituciones culturales.

El cambio radica en que Hacienda considera que las aportaciones públicas tienen una finalidad comercial, ya sea por la venta de las entradas a los espectáculos, o por la venta de espacio publicitario en las televisiones y radios. Al haber actividad comercial, el fisco rechaza que se pueda deducir el 18% que representa el impuesto sobre el valor añadido.

La Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA) exigió esta misma semana al Gobierno que se pueda deducir el IVA “exactamente igual que otros servicios públicos, medios u otras entidades privadas”, y advirtió de que la no devolución de este impuesto tiene “consecuencias económicas muy importantes” para las televisiones autonómicas.

Un ente como la CCMA, que controla TV3, Catalunya Ràdio y parte de la Agència Catalana de Notícies, obtiene el grueso de sus ingresos mediante las aportaciones de la Generalitat, y una parte mediante la venta de espacio publicitario. Por las subvenciones no tributaba por IVA, pero por los ingresos publicitarios, como actividad económica, la CCMA sí tributaba. Hasta 2013, a los entes públicos como la Corporación se les devolvía el valor del impuesto porque se consideraba de servicio público.

El cálculo de la CCMA cifra el impacto negativo en 167,4 millones de euros. De ellos, 147 corresponden a las deducciones que hizo entre 2015 y 2017, y 20,4 millones es el coste que la Corporación calcula que tendrá la modificación de la Ley de IVA llevada a cabo el pasado 9 de noviembre. Estas reclamaciones se suman a la que ya hizo Hacienda para los ejercicios de 2012 hasta 2014, para los que se exige a la CCMA el pago de 80,5 millones de euros por las deducciones del IVA.

En el comunicado de la Corporación, el ente público señala que la reclamación pone en peligro la liquidez del grupo y la viabilidad de los medios públicos. En la nota se recuerda que la petición de Hacienda no está avalada por ninguna ley, sino por un “cambio de criterio” de la administración tributaria.

La CCMA destaca que, desde 2010, el ente ha pasado por un proceso de ajuste presupuestario muy significativo, y que la nueva reclamación aumenta la presión. La CCMA ha pasado de gestionar un presupuesto de 457,5 millones de euros en 2010 a contar con 302,4 en 2017. En el comunicado, el grupo catalán asegura que la medida afectará “a las inversiones en equipos técnicos y a los contenidos audiovisuales” tanto de TV-3 como de Catalunya Ràdio.

“No obstante, [...] redoblamos nuestro compromiso para continuar reforzando las garantías de continuidad y potenciación de un servicio de comunicación público y de calidad”, concluye el comunicado de la CCMA.