Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mirada de Amondarain al ‘Guernica’

El museo San Telmo expone las reflexiones del autor donostiarra sobre el proceso creativo de la obra de Picasso

Un lienzo de Amondarain sobre el 'Guernica' de Picasso, en el museo San Telmo de San Sebastián.
Un lienzo de Amondarain sobre el 'Guernica' de Picasso, en el museo San Telmo de San Sebastián.

La risa del espacio (Guernica) es el particular homenaje que el creador donostiarra José Ramón Amondarain ha querido rendir al Guernica de Pablo Picasso en el 80 aniversario del bombardeo de la ciudad vizcaína. Hace cinco años, Amondarain formalizó un proyecto que trataba de desvelar el proceso creativo de Picasso y aportar conocimiento sobre sus decisiones en la ejecución de la obra, recabar cómo pudo en 33 días solventar con tanta frescura, agilidad expresiva y creatividad renovadora un cuadro que resume en sí mismo la idea de la catarsis.

La exposición del Museo San Telmo, en San Sebastián, trata del arte y de la creación contemporánea, así como del complejo sistema en el que se articula a partir de un poderoso detonante, el Guernica de Pablo Picasso. La muestra no podrá exhibir ocho grandes lienzos sobre el proceso creativo de la obra a causa de las leyes de propiedad intelectual.

La risa del espacio (Guernica) constituye la segunda parte del díptico expositivo dedicado al Guernica. Se trata de dos proyectos complementarios, pero autónomos al mismo tiempo. El primero de ellos, Tiempo y Urgencia (Guernica), llevado a cabo en Artium en 2012, fue una investigación sobre la ejecución de la obra, basada en el reportaje fotográfico de Dora Maar mientras Picasso iba ejecutando la obra, en relación con la prisa —33 días— y la velocidad de ejecución.

José Ramón Amondarain.
José Ramón Amondarain.

Aquel primer proyecto y las circunstancias que se produjeron en torno a él, son el origen de este segundo, La risa del espacio (Guernica), que se presenta ahora en San Telmo Museoa hasta el 25 de febrero de 2018, ofrece una reflexión sobre los procesos creativos y la práctica del arte, las formas de comprensión y los nuevos usos para las palabras y las imágenes a partir de nuevas coordenadas formales y conceptuales.

La exposición se abre con ocho embalajes de madera de grandes dimensiones en cuyo interior permanecen enrollados los ocho lienzos que ahora no pueden mostrarse y que componen la instalación Urgencia embalada. Estos cuadros reinterpretan fielmente el proceso creativo del Guernica a través de las fotografías que Dora Maar hizo al cuadro mientras el artista malagueño lo pintaba en París.

San Telmo ofrece cuatro grandes lienzos con un mismo título, La risa del espacio, además de dibujos realizados con técnicas fotográficas, decenas de bocetos, témperas hiperrealistas, esculturas de arcilla, masas de óleo..., obras todas ellas realizadas desde desplazamientos, transformaciones y lógicas constructivas diferentes, y que señalan potencias interiores de una obra trascendental para la historia del arte.