Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres investigados más en el caso del rapto de una joven en un burdel

La causa mantiene como imputadas a ocho personas y sigue en busca y captura internacional la expareja de la víctima

Un club de alterne de Galicia.
Un club de alterne de Galicia.

La Guardia Civil de Lugo pone el foco en tres personas más, de nacionalidad rumana como los cuatro hombres que ya están siendo investigados, por el supuesto rapto o retención ilegal de una mujer que trabaja en un local de alterne en la localidad lucense de O Corgo. La operación, que se ha bautizado como Tritón por el nombre de este local, se desplegó desde el mismo momento en que se tuvo conocimiento de los hechos, el primer fin de semana de este mes de noviembre. La víctima, una joven igualmente de nacionalidad rumana, aparecía al día siguiente en la estación de autobuses de Lugo, tras haber viajado en autocar desde Santiago a la capital lucense. Por estos hechos fueron detenidas dos personas inmediatamente en Betanzos (A Coruña), a los que envió a prisión la juez que lleva la investigación, Pilar de Lara, titular del juzgado de Instrucción número 1.

Además otras dos personas, igualmente rumanos, están a la espera de pasar a disposición judicial, tras haber sido detenidos el pasado lunes en Betanzos. A estos se suman ahora tres hombres más a los que tomó declaración la guardia civil en calidad de investigados, según informan fuentes de las pesquisas. Uno de ellos prestó declaración en Santiago y los otros dos nuevamente en Betanzos.

La expareja de la mujer, Catalin Ciobotaru, se encuentra en busca y captura por estos hechos, además de pesar sobre él una orden internacional expedida por Rumania condenado por otra supuesta detención ilegal y violación en dicho país. En total, serían ocho las personas a las que se investiga, entre los que participaron en el supuesto rapto y “colaboradores”. Estas fuentes de la investigación insisten en que los hechos pueden tener relación con los manejos propios del negocio de la prostitución, con el cambio de las mujeres de un club a otro, aunque se mantienen abierta varias líneas de investigación.