Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El secesionismo se prepara para exhibir en las calles “la fuerza de la gente”

Las entidades independentistas convocan manifestaciones "para que se escuche el sentir del pueblo"

Militantes de la CUP, con carteles a favor de la república.
Militantes de la CUP, con carteles a favor de la república.

A la espera de si el presidente catalán Carles Puigdemont declara de manera inequívoca la independencia, el movimiento secesionista se prepara para volver a la calle y responder a las medidas que adopte el Gobierno. A partir de este jueves, se han convocado distintos actos de protesta. Para mañana se anuncia la primera “acción directa” en toda Cataluña y el sábado por la tarde está prevista una manifestación en el centro de Barcelona.

El razonamiento de las entidades que circula en los chats independentistas es que el Gobierno central no reconoce los resultados del referéndum del 1 de octubre, no se sienta a negociar con Puigdemont y su respuesta es, como si existiera una acción coordinada, el encarcelamiento de Jordi Sànchez y de Jordi Cuixart, presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural. Por ese motivo, el independentismo considera llegado el momento de demostrar “la fuerza de la gente con acciones pacíficas para que se escuche el sentir del pueblo”, dicen los mensajes que empezaron a circular ayer.

Para ello, se anuncian “acciones pacíficas directas” con el objetivo de “obligar al Estado español a reaccionar ante el clamor de libertad del pueblo catalán”. La vuelta a las manifestaciones, pues, evidencia que el encarcelamiento de Sànchez y Cuixart, cuya libertad reclamó ayer Amnistía Internacional al considerar que los cargos de sedición contra ellos son excesivos, ha dado oxígeno al independentismo en lugar de desinflarlo.

La tesis de la ANC y de Òmnium es que los dos presidentes a los que envió a prisión la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela son “rehenes políticos” y que hace falta dotar a los ciudadanos de la “fuerza directa” para que puedan cambiar las cosas. Por ese motivo, anuncian conversaciones con diferentes sectores de la sociedad para que “el Estado español y la comunidad internacional reaccionen”.

El chat independentista lo firma Crida per la democràcia, una campaña nacida en julio de este año e impulsada por Òmnium Cultural para impulsar el referéndum de independencia del 1 de octubre. La web de este colectivo fue una de las que acabó clausurada por la Guardia Civil. Ahora, en el mensaje que circula por los teléfonos móviles se anuncia que esta noche se conocerán las “indicaciones concretas de la primera acción directa” que tendrá lugar este viernes a partir de las 8.00 horas en toda Cataluña.

A la espera de ello, los actos de protesta regresan hoy a las universidades catalanas, en las que el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes ha convocado “movilizaciones” desde las siete de la mañana a las seis de la tarde, cuando están previstas concentraciones ante las subdelegaciones del Gobierno en Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona.

En paralelo, este miércoles se presentó en Barcelona En peu de pau (“En pie de paz”), que se define como “un espacio coordinador para mantener el carácter no violento de las movilizaciones ciudadanas”. La ANC y Òmnium forman parte de ese movimiento, en el que también están representados bomberos, agentes rurales, estibadores y otros colectivos que se proponen, dicen, “defender los derechos y libertades fundamentales y la respuesta ante la deriva represiva del Estado”. Entre otras actividades, organizarán cursillos para enseñar a la ciudadanía a responder de manera pacífica a las actuaciones policiales que se prevén. El objeto es que exista un “discurso común sobre la respuesta pacífica y no violenta, desde la autoridad moral de los que han trabajado a fondo”.

Más información