Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carmena forzó a Mato a ajustar las cuentas a la Ley de Estabilidad

El plan contempla ajustes en el capítulo del gasto, además de la venta de suelo público

El concejal Carlos Sánchez Mato y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el pleno municipal.
El concejal Carlos Sánchez Mato y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en el pleno municipal.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, obligó a su concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, a ajustar las cuentas municipales a los dictámenes del Ministerio de Hacienda, según revelan fuentes del gobierno de Ahora Madrid. Estas fuentes explican que el documento de ajuste económico aprobado este lunes en el pleno —con la abstención de PSOE, PP y Ciudadanos— fue trazado por la regidora sin tener el beneplácito del delegado de Economía. El plan contempla ajustes en el capítulo del gasto, además de una venta prevista de suelo público por 200 millones de euros.

La votación del plan financiero de este lunes cerrará con toda probabilidad el enfrentamiento con el Ministerio de Hacienda que el delegado de Economía mantuvo en los últimos meses. Un pulso del que la propia alcaldesa quiso desmarcarse. Dio su palabra a Cristóbal Montoro de que el Ayuntamiento cumpliría con las limitaciones del gasto de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Y este lunes lo demostró.

El plan aprobado prevé recortes en el gasto social e inversiones (más de 127 millones) acompañados por la venta de suelo público por un total de 203 millones de euros. Se trata de medidas impopulares que el gobierno de Carmena toma con dificultad para cumplir con la Ley de Estabilidad y sanear las cuentas del Ayuntamiento, según afirman fuentes del propio gobierno de Ahora Madrid.

Cronología de un pulso con Hacienda

Septiembre de 2016. El gobierno de Ahora Madrid aprueba un plan financiero que incumple el techo de gasto en más de 500 millones de euros. El concejal de Economía, Carlos Sánchez Mato, afirma que el gobierno "mantendrá su posición" pese a la negativa de Hacienda.

Enero de 2017. El ministerio de Hacienda rechaza el plan económico del Ayuntamiento argumentando que no incluye las medidas solicitadas tendentes a la consecución de las reglas fiscales.

Abril de 2017. El Ayuntamiento bloquea 238 millones de sus presupuestos por el incumplimiento en 2015 y 2016 del techo de gasto. La alcaldesa, Manuela Carmena, afirma que el Ayuntamiento cumplirá "sin ninguna duda" con la regla de gasto que exige Montoro.

El Ayuntamiento incumplió en los últimos dos años la ley al sobrepasar el techo de gasto en más de 250 millones. Esta gestión, que la oposición considera fracasada, obligó a estos recortes. Fue la propia alcaldesa quien decidió ponerse manos a la obra hace meses, pilotando la redacción del plan de ajuste y obligando a Mato a aceptarlo, revelan fuentes del gobierno local. El propio Mato dijo en el pleno que su coalición "detesta la legalidad vigente", pero que la va a cumplir. Se trata de la misma postura mantenida por la alcaldesa en las últimas reuniones a las que asistió personalmente con los representantes de Hacienda.

A primera hora de la mañana de este lunes, el concejal de Economía no participó en la reunión con los representantes de los partidos políticos para debatir los detalles del plan. Una ausencia significativa, puesto que en su lugar estuvo Marta Higueras, delegada del Área de Equidad y considerada la mano derecha de Carmena.

Este lunes, una portavoz del equipo de Mato negó que la alcaldesa forzara al edil a adoptar el plan, ya que lo "defendió con la vehemencia y satisfacción". Según el entorno de Mato, su "objetivo primordial" es no hacer recortes y sostienen que "es problemático hablar de política" con "rumores de noviazgos y rupturas constantes".

Durante el debate, todos los partidos criticaron la falta de planificación del gobierno local. La socialista Erika Rodríguez dijo que la interpretación de la regla de gasto por parte de Hacienda es "injusta", pero subrayó los errores del ejecutivo municipal: "No estamos contentos con la forma en la que ha actuado el gobierno [de Ahora Madrid]", dijo la edil, quien habló de falta de previsión por parte de Mato.

La crítica del PP también fue dura. Íñigo Henríquez de Luna (PP) acusó a Mato de trabajar para que la oposición paralizara un plan en el que él no creía. Achacó los retrasos a la búsqueda de un rédito político: "Usted lo hizo para intentar entrar en la lista de diputados de IU al Congreso", dijo, y sostuvo que la regidora "ha intervenido" la Concejalía de Economía.

Miguel Ángel Redondo, de Ciudadanos, resaltó que el incumplimiento de la regla de gasto por parte de Mato fue "premeditada" para obtener "rédito político". Recordó la compra de un edificio en la calle de Alcalá, 45, por 104 millones, que hizo disparar el gasto del Ayuntamiento y dificultó buscar una solución con Hacienda.

El PSOE finalmente decidió abstenerse por "responsabilidad". Una posición que modificó la línea de PP y Ciudadanos, que pasaron de un posible rechazo a la abstención. Esto permitió a Ahora Madrid, que gobierna en minoría, aprobar el plan con solo los votos de sus ediles.

El plan aprobado contempla un recorte de 127 millones en gasto social, subvenciones e inversiones. Para evitar un mayor tijeretazo, el Consistorio madrileño quiere vender más de 200 millones de suelo público. La esperanza del gobierno es que de esta manera Hacienda dé su visto bueno al plan y quede zanjada la polémica.

La oposición lamenta la falta de concreción del plan

Los concejales de la oposición al gobierno municipal (PSOE, PP y Ciudadanos) criticaron este lunes la falta de concreción del plan de reajuste presentado por el equipo de Manuela Carmena. El PP lamentó que el documento no detalla las partidas concretas que el ejecutivo pretende realizar para cuadrar las cuentas.

Según reza el plan municipal, en 2017 el Ayuntamiento recortará en servicios sociales y subvenciones, respectivamente por 52 y 27 millones de euros. Otros 43,7 millones se reducirán de las inversiones, aunque el gobierno de Ahora Madrid evitó concretar las partidas afectadas.

"Le he pedido dos datos y dos informaciones técnicas que son fundamentales para el sentido del voto, y ni me ha contestado", dijo este lunes Íñigo Henríquez de Luna (PP), refiriéndose al delegado de Economía, Carlos Sánchez Mato. También Erika Rodríguez, del PSOE, habló de "mala gestión" del equipo municipal, mientras que Ciudadanos expresó sus dudas respecto a que Hacienda le dé el visto bueno por la falta de concreción de las medidas previstas.

El documento que el Ayuntamiento remitirá a Hacienda prevé el cumplimiento de la regla de gasto en 2017 en 302.000 euros y en 2018 en 152.000 euros. Según el concejal de Economía y Hacienda, este plan de ajuste no hará recortes al inmovilizar 127,7 millones sino que utilizará "todos los mecanismos legales oportunos para que no se produzca ningún tipo de deterioro en las políticas públicas". Para el edil, el documento es la "constatación" de que el equipo de Gobierno "seguirá por la senda de la legalidad sin renunciar a las políticas públicas".

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información