Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estudiantes de Casarrubuelos van andando al instituto por la huelga de autobús

Los paros convocados por los conductores de la zona sur obligan a los menores a realizar tres kilómetros a pie

Los servicios mínimos de autobús de Avanza Interurbanos han sufrido este miércoles retrasos menos pronunciados que en la jornada de huelga de ayer. Los sindicatos cifran en un 100% el seguimiento de los paros, pero explican que los piquetes han reducido sus acciones reivindicativas después de la queja del alcalde de Casarrubuelos, Vicente Astillero (IU). El regidor ha llamado por teléfono al presidente del comité de empresa para advertirle de que las demoras han obligado a muchos estudiantes de bachillerato a realizar a pie los tres kilómetros que separan su municipio de Torrejón de la Calzada, donde se encuentra el centro.

Casarrubuelos se encuentra 30 kilómetros al sur de la capital. Sus 3.300 habitantes solo tienen una manera de moverse en transporte público: a través de los autocares de Avanza Interurbanos, que presta servicio al sur de la región, donde viven más de 400.000 personas. En el municipio hay medio centenar de alumnos de bachillerato, de entre 16 y 18 años. El martes, muchos de ellos faltaron a las primeras horas de clase porque los servicios mínimos establecidos, del 65%, circularon con demoras superiores a los 40 minutos. Algunos hicieron a pie el trayecto de tres kilómetros que separan Casarrubuelos de Torrejón de la Calzada, donde está ubicado el centro. La escena se ha repetido este miércoles, aunque el número de afectados ha sido menor.

“El camino no es peligroso, pero sí hay una parte que transcurre por la carretera”, ha explicado Astillero. El alcalde de Casarrubuelos indica que los paros convocados por los conductores de Avanza Interurbanos no alteran el transporte escolar para alumnos de la enseñanza obligatoria, ya que estos disponen de una ruta de autobús concreta. Los estudiantes de bachillerato, sin embargo, deben tomar los autocares de línea. Es la única forma de transporte que tienen. “No hay otra alternativa para llegar a los pueblos cercanos, a la capital o al Hospital de Parla, que es el que tenemos asignado. Con la huelga, la gente recurre al taxi o a su vehículo particular, pero no todos lo tienen”, insiste Astillero.

Vehículos con lunas rotas

El comité de empresa de Avanza Interurbanos ha cifrado en un 100% el seguimiento de unos paros desarrollados entre las 6.00 y las 9.00 y las 18.00 y las 21.00. En la mañana del martes, los vehículos sufrieron demoras superiores a los 40 minutos. Los piquetes retrasaron la salida lanzando huevos contra los cristales. Por la tarde, la incidencia fue menor, un episodio que se ha vuelto a producir este miércoles por la mañana. “Los servicios mínimos han salido casi puntuales; los hemos respetado”, explica Fernando Muñoz, de Comisiones Obreras. La empresa reconoce el seguimiento masivo de la protesta, pero subraya que los retrasos se han mantenido este miércoles y que, además, se han producido graves incidentes, como la rotura de 17 lunas, 11 de ellas durante esta segunda jornada de huelga.

El alcalde de Casarrubuelos, Vicente Astillero, asegura que está tratando que el Consorcio Regional de Transportes medie en el conflicto. De momento, ni empresa ni trabajadores tienen prevista reunión alguna para solucionarlo, por lo que los paros se repetirán los días 17, 19, 24, 26 y 31 de octubre. El objetivo de los 400 empleados de Avanza Interurbanos es recuperar el poder adquisitivo que afirman haber perdido desde 2013. También piden que la empresa pague un porcentaje al trabajador durante sus tres primeros días de baja, que ahora corren a cuenta del empleado. En junio, los regidores de ocho municipios del sur de Madrid ya firmaron un acuerdo común para protestar por “una situación discriminatoria”. Astillero destaca que incluyeron un estudio en el que explicaban la forma de mejorar la frecuencia de paso de los autobuses. “En algunos casos no es preciso añadir vehículos, basta con que los que pasan cerca de nuestros municipios paren en ellos”.

Más información